Accidentes fatales en la minería bajaron en más del 90%, pero no estamos conformes: ISEM

Accidentes fatales en la minería bajaron en más del 90%, pero no estamos conformes: ISEM

El gerente general del Instituto de Seguridad Minera (ISEM) declaró que, desde el año 1996 hasta el 2018, los accidentes fatales en la minería ha descendido en más del 90%, pasando de 120 casos lamentables a menos de 30 durante los últimos 22 años. Sin embargo, mencionó que esta reducción no tranquiliza ni complace al sector, pues el objetivo es continuar minimizando el índice de infortunios.

«(El descenso de los casos fatales) no es para conformarse. Nuestra institución, las empresas mineras, el Estado y los trabajadores estamos poniendo empeño para reducir esos accidentes y que no haya personas que pierdan la vida o sea afectadas en su salud», dijo hoy Fernando Borja, luego de su participación en el Seminario Internacional de Entrenadores y Capacitadores, la primera edición organizada por el ISEM.

Atribuyó que la aminoración de los accidentes fatales en la minería se debe a que actualmente los trabajadores son más competentes y comprometidos con la seguridad; el Estado se preocupa cada vez más en perfeccionar normas y fiscalizar; las empresas invierten y refuerzan aún más sus sistemas de gestión de seguridad y capacitación; y, finalmente, a que la sociedad civil está apoyando las labores de prevención.

Se mostró a favor de que la prevención, mas que un aspecto a regular por el Estado, son principalmente una responsabilidad de las empresas mineras. «No pensemos que (las leyes) son la panacea que va a salvar la seguridad y la salud de los trabajadores», espetó.

Respecto al rol de la automatización en la seguridad de los colaboradores mineros, Fernando Borja señaló que esta tiene sus pro y contra. «La automatización ayuda en la seguridad, pero también introduce nuevos riesgos. Por ejemplo, hace poco Google reportó un caso de accidente cuando probó sus carros autónomos», recordó.

En tal sentido, expresó que la seguridad de los trabajadores no debe dejarse en manos de la tecnología, pues estas implican nuevos riesgos para el centro de labores. «La seguridad es una tarea compleja que debe ser resulta por múltiples actores», reflexionó.

El gerente general del ISEM contextualizó que el Seminario Internacional de Entrenadores y Capacitadores está dirigido a todas aquellos interesados en abocarse al entrenamiento y en enviar un mensaje de impacto que conciten un cambio en las demás personas. «No necesariamente está dirigido a personas que estén vinculadas con los asuntos de seguridad ni directamente en la capacitación», aclaró.

Desde hace casi 15 años, el ISEM organiza el curso de Entrenando al Entrenador, que es el punto de encuentro para profesionales cuyo propósito de vida es mejorar la seguridad y salud laboral de Perú.