Anglo American avanza con Quellaveco pero en Moquegua “no compra ni bisagras”

Anglo American avanza con Quellaveco pero en Moquegua “no compra ni bisagras”

El proyecto de cobre Quellaveco, de US$6,000 millones, está generando resquemor entre las empresas locales de Moquegua. Compañías afiliadas a la Cámara de Comercio de Moquegua se organizan para “emprender distintas formas de reclamo” con el objetivo de “sensibilizar” a la minera Anglo American y que esta “piense en dinamizar la economía local a través de los proveedores” de la zona, informa el diario Prensa Regional. Los empresarios moqueguanos sostienen que “a diario” ven pasar “máquinas con estructuras por San Antonio rumbo a la zona donde quedará la mina, pero aquí no se compra ni bisagras”.

Solo en el mes de Mayo, Anglo American ha volcado en Quellaveco unos US$39 millones.

De enero a mayo del 2017, la empresa hubo invertido en este plan minero la suma de casi US$36 millones. Hoy, en el mismo período, el desembolso es mucho mayor, según información pública. La minera con sede en Londres ha reportado una inversión de US$99.4 millones en proyectos vinculados al yacimiento en los primeros cinco meses del año, lo que representa un aumento de 177% interanual y una declaración muy concreta de que Quellaveco será explotado.

Solo en el mes de Mayo, Anglo American ha volcado en Quellaveco unos US$39 millones, un 256% más que lo reportado en el mismo mes del año anterior. Quellaveco está a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar, en el distrito de Torata, provincia moqueguana de Mariscal Nieto. El área de explotación es de cuatro kilómetros a la redonda y la profundidad del tajo abierto será de 400 metros o más.

Para desarrollar la mina, deberán desviar el río Asana. Para tal efecto Anglo American construye un túnel de 7.5 kilómetros por el que el caudal del río transcurrirá hasta ser devuelto a su cauce normal cientos de metros más abajo. El proyecto, que edifican Cosapi y Mas Errázuriz, ya se encuentra en su última etapa.

Hennie Faul, jefe de cobre de la minera, dijo que para la empresa “el cobre es uno de los tres commodities clave y nuestro proyecto clave es Quellaveco”. La construcción de Quellaveco debió arrancar en el 2013, pero los precios de los metales se desplomaron y con ellos también el optimismo de los bancos de inversión, que le comenzaron a negar préstamos a AngloAmerican debido a su alta deuda, cuya reducción ha sido en los últimos años su principal objetivo. De Quellaveco saldrán para los mercados internacionales más de 200,000 toneladas de cobre fino anualmente y por casi tres décadas.

Recientemente, la minera japonesa Mitsubishi Corporation, que ya tenía una participación de 18.1% en Quellaveco, acordó adquirir el 21.9% de las acciones del proyecto por US$600 millones. La minera londinense había estado buscando desde hace algunos meses a un socio que le permitiera mantener el control de la operación del proyecto —por lo menos el 51% de las acciones— y al mismo tiempo le aliviara del alto costo de desarrollo de Quellaveco, que se calcula entre US$5,000 millones a US$6,000 millones. Se espera que la producción de Quellaveco inicie en el 2022, luego de cuatro años de construcción del proyecto.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)