Anglo American reimagina la minería: enjambres de robots, energía solar e hidrógeno

El desafío que se ha planteado Anglo American: hacer minería con el mínimo de energía, agua y capital. La empresa global, con sede en Londres y que construye en estos momentos el proyecto Quellaveco, en la región de Moquegua, ha vuelto a hablar muy seriamente de su plan de generar hidrógeno con el exceso de energía fotovoltaica y derivarlo a sus futuros camiones mineros.

“Movernos a la economía del hidrógeno”, dijo Tony O’Neill, director del grupo técnico de Anglo American, presente hoy en el congreso Bank of America Merrill Lynch Global Metals, Mining & Steel, desarrollado en la ciudad de Barcelona, España. Esta será “la nueva generación de vehículos mineros”.

“Que todos retornen a casa sanos y salvos”. Este es otro reto de la minería del mañana, la que Anglo esboza. Para tal efecto, la empresa tiene en mente las perforaciones eletrohidráulicas y los explosivos de gel, el control a distancia de los equipos y enjambres de robots para trabajos muy riesgosos como los subterráneos.

Un último cambio que investiga la minera son los relaves sin agua, apoyados en la tecnología de los sensores de fibra óptica y la supervisión satelital. La inversión solo para investigación en tecnología e innovación de Anglo rondará los US$1,000 millones desde el 2020.

Mark Cutifani, presidente ejecutivo de Anglo American, sostiene que Quellaveco tiene el potencial para ser rentable más allá de su vida útil de 30 años. La empresa también asevera que la capacidad de procesamiento inicial de la planta, de 127,500 toneladas por día (tpd), podría ser mejorada en el futuro. El desarrollo tiene un costo de capital estimado de entre US$ 5,000 a US$5,300 millones.

La primera producción de cobre de Quellaveco se espera que ocurra en 2022 y que la operación alcance su capacidad de producción total en 2023. Durante los primeros diez años de producción, se espera que la mina produzca aproximadamente 300,000 toneladas por año a un costo en efectivo de US$ 1.05 por libra de cobre.

Quellaveco traerá consigo la generación de más de 9,000 nuevos empleos formales durante su construcción y otros 2,500 en la etapa de producción.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)