Autoridades de Islay responsabilizan a presidente Vizcarra por «conflictos que puedan ocurrir por Tía María»

La minera Southern ha comunicado a los mercados que ha obtenido el permiso para construir su proyecto de cobre Tía María, de US$1,400 millones. El comunicado ha generado una reacción en la provincia de Islay, región Arequipa, en forma de carta dirigida al presidente de la República Martín Vizcarra.

“Nuestro total rechazo a la posible entrega de la licencia de construcción, a la empresa Southern Perú Copper Corporation, referida al proyecto Tía María y La Tapada”, se lee en un manifiesto hecho llegar al mandatario, y firmado por Fernando Zúñiga, alcalde distrital de Islay; Edgar Augusto Rivera, alcalde de la provincia de Islay y Elmer Pinto, consejero regional por Islay. “Los suscritos nos reafirmos en nuestra posición inicial referida a la no existencia de las condiciones necesarias para la emisión de la licencia de construcción a Southern Perú”.

Las autoridades de esta provincia arequipeña alegan que “de entregarse tal documento, se generará un conflicto social de imprevisibles consecuencias” en la zona. “Responsabilizamos a su gobierno y funcionarios del sector de los conflictos que puedan ocurrir como efecto de la emisión de la licencia de construcción sin contar con las condiciones necesarias indispensables”.

Minera Southern Peru Copper Corporation (SPCC) confirmó a los mercados, específicamente a la Superintendencia del Mercado de Valores, que ha recibido el permiso para construir su proyecto de cobre de US$1,400 millones Tía María, en la región de Arequipa. Indica en la carta que “durante la fase de construcción y operación priorizaremos la contratación de mano de obra local”.

“Garantizamos a la población de Islay que el proyecto Tía María no afectará otras actividades económicas porque empleará para sus operaciones agua de mar desalinizada y para el transporte de sus suministros y producción de cobre construirá un ferrocarril industrial y una vía de acceso al proyecto a distancia prudente del valle de Tambo”, se lee en el comunicado oficial del brazo minero de Grupo México.

Southern “reitera su compromiso de no iniciar la construcción del proyecto sin antes generar, en coordinación con el Ejecutivo, espacios de diálogo en los que se absuelvan las inquietudes y se den las garantías que la población necesita”, refiere el comunicado.

Tía María es  el segundo proyecto minero más grande de Arequipa, luego de Pampa de Pongo. Procesará óxidos de cobre de los yacimientos La Tapada y Tía María. El punto más próximo del proyecto al valle de Tambo se encuentra a una distancia de alrededor de 3 kilómetros, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa.

Tía María contará con una planta desalinizadora de agua de mar que se instalará al norte del poblado de Mejía, en el sector de playa de la provincia de Islay, en Arequipa. Esta será una planta desalinizadora por ósmosis inversa y tomará el agua directamente del mar.El agua de mar se extraerá mediante una tubería que ingresa 450 metros mar adentro y a 15 metros bajo la superficie de las aguas. La capacidad de tratamiento de la planta para producir agua desalinizada será de alrededor de 20,000 m3 /día, según información proporcionada a esta revista por la minera Southern.

Southern Copper estimó que de empezar la construcción del proyecto cuprífero el 2019, esta etapa concluiría a fines del 2020 o inicios del 2021, por lo que se empezaría a producir en la primera mitad del 2021. «De empezar la construcción el 2019, nosotros proyectamos que empezaríamos a producir la primera mitad del 2021 con una producción anual de 120,000 toneladas de cobre», comentó Raúl Jacob en una conferencia de prensa en diciembre del año pasado.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)