Carlos Paredes Lanatta: «Decir que no hay corrupción en Petroperú sería mentir»

El retraso de la ejecución de la Refinería de Talara ha sido ocasionado por “diversas disrupciones”. “Decir que no hay corrupción en Petroperú sería mentir”, dijo esta mañana Carlos Paredes Lanatta, presidente de la petrolera estatal.

“Decir que no hay corrupción en Petroperú sería mentir; han habido y hay problemas de corrupción en la empresa eso no lo voy a ocultar, eso se tiene que terminar”, sostuvo el máximo funcionario de la empresa pública.

Señaló que el retraso en la adjudicación de la construcción de las unidades auxiliares (de aproximadamente tres años) del Proyecto de Modernización de Refinería de talara fue el principal factor disruptivo, pues generó la postergación del comisionado y las pruebas de arranque de las unidades de proceso.

“Nos merecemos una respuesta de por qué se produjo este retraso”, dijo hoy el máximo directivo de la petrolera, en una conferencia de prensa, un giro imprevisto dado que Paredes Lanatta, según propia confesión, pensaba comunicar esto a la Comisión de Energía y Minas del Congreso, pero este ha sido disuelto por el presidente Martín Vizcarra.

Un cálculo a pluma alzada de Paredes Lanatta pone en relieve elevadísimos sobrecostos en la ejecución del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara. “La demora efectiva de 18 meses nos da como resultado un costo económico superior a los US$500 millones por ineficiencias”, dijo. “Hay temas de negligencias que deben ser investigados”.

La construcción de la nueva Refinería Talara permitirá a la empresa estatal producir combustibles con concentraciones de azufre inferiores a 10 partes por millón. A la fecha, la construcción de la nueva refinería tiene un avance integral del 80.74% y, de acuerdo al cronograma aprobado, iniciará su proceso de arranque gradual en el primer trimestre del 2021. 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)