Centro de Convergencias y Buenas Prácticas Minero-Energéticas desarrolló su primer taller de trabajo

Centro de Convergencias y Buenas Prácticas Minero-Energéticas desarrolló su primer taller de trabajo

Continuando con el objetivo de promover la adopción de buenas prácticas en las operaciones minero-energéticas así como asegurar acuerdos de largo plazo que contribuyan a generar estabilidad, sostenibilidad y gobernabilidad en estos sectores, el Grupo de Alto Nivel del Centro de Convergencias y Buenas Prácticas Minero-Energéticas (Rimay) desarrolló su primer taller de trabajo, mediante el cual se busca construir una propuesta de Visión de la Minería al 2030.

El Centro de Convergencia y Buenas Prácticas minero energéticas obedece a la necesidad de contar con una plataforma de diálogo y discusión técnica de alto nivel

La sesión tuvo como finalidad escuchar las propuestas de los participantes para esbozar los principales atributos de la visión para la minería, la misma que tiene como meta trazar una hoja de ruta para lograr que esta actividad, uno de los pilares de la economía nacional, se desarrolle de manera sostenible e inclusiva y contribuya así al desarrollo y crecimiento de todo el país.

Memoria Viva

Durante el encuentro, desarrollado en las instalaciones de la Casa Aliaga del Cercado de Lima y que contó con la participación del viceministro de Minas, Miguel Incháustegui, se presentó también la primera Memoria Viva del Rimay.

Este documento contiene los principales resultados y acuerdos a los que se irán arribando a lo largo de las sesiones de trabajo.

Cabe recordar, que la primera etapa de desarrollo de Rimay, contempla ocho talleres de trabajo, los cuales culminarán en enero del 2019 con la entrega, al presidente de la República, Martín Vizcarra, de la propuesta de visión para la minería al 2030.

Rimay

El Centro de Convergencia y Buenas Prácticas minero energéticas obedece a la necesidad de contar con una plataforma de diálogo y discusión técnica de alto nivel para arribar a consensos en pro de un mejor aprovechamiento sostenible de los recursos mineros energéticos en favor del desarrollo del país, con la participación del Estado, el sector privado,  la sociedad civil y la academia.