«Cualquier inversión debe realizarse con respeto a los derechos de los pueblos originarios»: Minem

Una comitiva del Ejecutivo, encabezada por los ministros de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y de Cultura, Luis Jaime Castillo, llegó a la provincia cusqueña de Espinar. Visitaron las comunidades originarias del área de influencia del proyecto minero Antapaccay con el objetivo de desarrollar un proceso de diálogo y escuchar sus preocupaciones por las posibles impactos al ambiente

En la reunión sostenida el pasado 26 de agosto en Lima contó con la participación de representantes de las 13 comunidades originarias de Espinar: Alto Huancané, Huancané Bajo, Alto Huarca, Huano Huano, Tintaya Marquiri, Huisa Ccollana, Cala Cala, Huisa, Antaccollana, Suero y Cama, Huarca, Pacopata y Tintaya Marroquí.

El recorrido se inició en la comunidad de Coroccohuayco donde los ministros de Estado escucharon las preocupaciones de la población respecto al desarrollo de proyecto minero Integración Coroccohuayco (ampliación de la unidad minera Antapaccay).

Ísmodes Mezzano enfatizó que el gobierno del presidente Martín Vizcarra tiene la firme decisión de promover inversiones responsables para que los beneficios que se generen impacten positivamente en la población, a través de la mejora en servicios básicos como la educación, salud y saneamiento. «El gobierno tiene claro que cualquier inversión debe realizarse con respeto a los derechos de los pueblos originarios y a las actividades económicas que las comunidades desarrollan en su ámbito geográfico», destacó.

Posteriormente la comitiva se trasladó a las comunidades de Alto Huancané y Tintaya Marquiri donde se acordó una nueva visita de campo para el próximo viernes 13 de setiembre, con el objetivo de concluir el recorrido en las 13 comunidades originarias.

La comitiva estuvo integrada por la viceministra de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, Angela Acevedo, así como por representantes del Ministerio del Ambiente, la Presidencia del Consejo de Ministros, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)