Deuda de corto plazo de Aceros Arequipa aumenta 51%, hasta los S/1,080 millones al cierre del 2018

El pasivo corriente (obligaciones que hay que pagar en un plazo no mayor de un año) de Aceros Arequipa aumentó en 51% (S/ 363 millones) con respecto al existente al final del 2017, situándose en S/ 1,080 millones al cierre del 2018. “Esta variación se explica principalmente por mayores préstamos bancarios para capital de trabajo y cuentas por pagar comerciales”, indica la empresa.

Durante el cuarto trimestre del año 2018, la empresa obtuvo una ganancia de S/ 42 millones, cifra menor al resultado registrado en el mismo periodo del año anterior (S/ 59 millones).

Además, según una discusión de gerencia de la organización, en el período de análisis, logró ventas por S/657 millones, las cuales fueron 3.8% mayores comparadas con el mismo periodo del ejercicio anterior (S/ 633 millones) y 0.6% superior respecto al tercer trimestre del 2018 (S/ 653 millones).

El capital de trabajo de la compañía disminuyó en 18% con respecto al existente al cierre del 2017, situándose en S/ 572 millones. Esta reducción se explica por el aumento del pasivo corriente.

Las inversiones de Aceros Arequipa en propiedad, planta y equipo, e intangibles realizadas por la compañía durante el 2018 alcanzaron la suma de S/ 140 millones, que comprenden, principalmente, adquisición de terreno, inversión en planta de tubos y mejoras en la planta de Pisco.

Aceros Arequipa es una de las más grandes acereras del Perú.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)