¿El origen de los conflictos sociales? Las necesidades básicas no satisfechas: MEM

El ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, indicó que “las necesidades básicas no satisfechas” de los ciudadanos son “el problema de fondo de los actuales conflictos sociales”, dado que no se materializan los “beneficios para la población”. “Ahí tenemos que trabajar”, reconoció en el segundo foro de colaboración público-privada: Industrias extractivas y desarrollo local ¿Cómo prevenir y solucionar los conflictos sociales?, organizado por Instituto Invertir y la Fundación Friedrich Naumann.

Tanto en Las Bambas como otras zonas de nuestro país, “el tema de falta de atención de necesidades básicas existe”, dijo el funcionario, quien precisó que en el caso Tía María es claro que “hay una necesidad de mejora del agua para la agricultura y que también hay necesidades de agua y saneamiento”. El proyecto Tía María es un emprendimiento de US$1,400 millones de Southern, minera que espera obtener el permiso de construcción antes de que culmine agosto. A juicio del ministro, debemos “seguir trabajando en el cierre de esas brechas que existen”.

Sobre la tregua de los comuneros del 20 de mayo, Ísmodes Mezzano refirió que “la manera de encausarlo es a través del diálogo, pero el diálogo que tenga la vocación de resolver los problemas. El diálogo sirve mientras se genera una situación de confianza y de compromisos. Ese es el enfoque del gobierno, seguir apostando por el diálogo y plantear soluciones de fondo que puedan generar esa sostenibilidad”.

Si bien hay proyectos demorados, como en Cajamarca, el tiular del MEM precisó que hay zonas “donde se ha podido actuar con más anticipación” y “eso es lo que tenemos que hacer, trabajar con prevención entendiendo la problemática y trabajando con la población”.

“Lo que es importante resaltar es que necesitamos desarrollar nuestros proyectos de aprovechamiento de los recursos naturales para poder incrementar nuestro crecimiento en el PBI y eso va a generar mayores recursos para nuestro desarrollo, para atender necesidades, para el cierre de brechas, para el desarrollo territorial”, agregó.

Finalmente, el ministro recordó que tiene el encargo de que es “dejar encaminados” en el 2021 inveriones mineras por US$21,000 millones y un monto de US$7,000 en hidrocarburos.

El Instituto Invertir, presidido por el exministro de la Producción, Daniel Córdova, tiene como misión incentivar el desarrollo económico sobre la base de la colaboración entre el sector público y privado. En tanto que la Fundación Friedrich Naumann de Alemania promueve las ideas favorables al progreso en libertad. Reabrió sus oficinas en Lima a inicios de este año.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)