El primer tren de hidrógeno del mundo entra en servicio en Alemania

El primer tren de hidrógeno del mundo entra en servicio en Alemania

El primer tren en el mundo accionado por electricidad a base de hidrógeno arrancó el domingo en el norte de Alemania, pero su tecnología se enfrenta a un obstáculo: la falta de estaciones de servicio de hidrógeno. Tiene nombre y se llama “Coradia iLint”; ha sido fabricado por la empresa francesa Alstom. Por fuera presenta un color azul cielo, por dentro recuerda a la mayoría de trenes privados que circulan por Europa. Sin embargo, existe una gran diferencia entre el “Coradia iLint” y modelos similares de otras empresas. Este modelo de Alstom es único en el mundo porque recorre las vías con electricidad generada por la oxidación de hidrógeno en una pila de combustible.

Este tren de cero emisiones conecta las localidades alemanas de Bremervörde, Cuxhaven, Bremerhaven y Buxtehude, según el comunicado correspondiente. La tecnología del iLint se basa es su modelo análogo propulsado por diésel, con la diferencia de que en el techo del iLint se han instalado un tanque de hidrógeno y pilas de combustible. Estas transforman el hidrógeno directamente en energía, que alimenta a los dos motores eléctricos. En lugar de dióxido de carbono, hollín y partículas finas, los motores de hidrógeno emiten únicamente vapor de agua.

Alstom ha instalado una estación de servicio de hidrógeno adicional en la localidad de Minden, en Baja Sajonia. De este modo, el “iLint” podrá circular entre 800 y 1000 kilómetros a una velocidad máxima de 140 km/h con un solo depósito. Los dos depósitos tienen una capacidad de 90 kilos de hidrógeno cada uno, y el repostaje dura 15 minutos a una presión de 350 bares.

A pesar de que Alstom resalte la faceta no contaminante del “iLint”, también le han llegado críticas por parte de los ecologistas, ya que el hidrógeno puro no se encuentra en la naturaleza, sino que se tiene que separar de compuestos como el agua, empleando gran cantidad de energía que, a su vez, no tiene por qué proceder de fuentes renovables. Alstom reconoce que el hidrógeno que utiliza en la fase inicial de los trenes de Baja Sajonia se comercializa en la industria como producto secundario.

El principal problema de la pila de combustible lo constituye la falta de estaciones de servicio de hidrógeno. La empresa de ferrocarriles y transporte Elbe-Weser GmbH (EVB) será la que gestione el tren de pila de combustible en Baja Sajonia por encargo de la empresa de transporte regional de esta región (LNVG). A partir de finales de 2021, Alstom quiere distribuir 14 trenes más con los que la empresa EVB quiere renovar su flota en este tramo. El pedido asciende a unos 81 millones de euros. Según afirma el ministro de economía y transportes de Baja Sajonia, Bernd Althusmann, “es un dinero bien invertido”.

Alstom estaría, además, negociando con otros países europeos y de América del Norte. La empresa busca, sobre todo, comercializar paquetes integrales que incluyan el tren, el mantenimiento y el suministro de energía.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)