El robot más grande del mundo es un tren y le pertenece a la gigante minera Rio Tinto

El robot más grande del mundo le pertenece a la minera global Rio Tinto. Esta gigantesca máquina autónoma, desde que completara su primer recorrido por si sola en julio del 2018, ha exitosamente culminado muchos otros.

Este robot, un tren que recorre los paisajes de Australia transportando mineral de hierro desde unas remotas montañas hasta una zona costera, ha superado el millón de kilómetros viajando de forma autónoma, es decir, sin conductor en la cabina y solo gestionado a larga distancia. “Ha sido un viaje desafiante este de automatizar todo un canal de ferrocarril de este tamaño y a esta escala en una remota localidad como Pilbara”, confesó Ivan Vella, gerente director del tren autónomo de Rio Tinto.

La minera sostiene que en los meses por venir efectuarán trabajos de mejora para maximixar los resultados del proceso, indicaron en un comunicado oficial. Este tren autónomo es parte del programa AutoHaul de US$940 millones de la minera. La finalidad de este plan es automatizar los procesos de acarreo de su unidad en Pilbara. Rio Tinto opera más de 200 locomotoras en un trayecto de 1,700 km, transportando mineral de hierro de 16 minas hasta cuatro puertos.

A mediados del 2018, el tren totalmente autónomo de Rio Tinto completó su primera entrega de mineral de hierro entre la mina Mount Tom Price y el puerto de Cape Lambert, anunció la minera a través de un comunicado. El “hito significativo” en el proyecto Autohaul de Rio Tinto se alcanzó cuando la máquina, que transportaba alrededor de 28,000 toneladas de mineral de hierro, realizó el viaje de 280km sin un conductor a bordo.

El viaje fue monitorizado de forma remota por los operadores en el Centro de Operaciones de Río en Perth, a más de 1.500 km de distancia. El AutoHaul será “la primera operación ferroviaria autónoma de larga distancia y transporte pesado del mundo”. Los primeros trenes comenzaron a funcionar en modo autónomo con un conductor a bordo en el primer trimestre de 2017.

Las locomotoras que llevan el software AutoHaul están equipadas con cámaras de a bordo, mientras que todos los cruces ferroviarios públicos en la red han sido equipados con sistemas de CCTV actualizados.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)