En Antamina, bostezar puede provocar pérdidas por US$1 millón

En Antamina, bostezar puede provocar pérdidas por US$1 millón

Compañía Minera Antamina ha hecho una inversión crucial para su operación polimetálica situada en la región Áncash, pensada para aumentar la productividad y elevar los indicadores de seguridad y bienestar entre sus trabajadores.

La alta dirección de la compañía, controlada por BHP, Glencore, Teck y Mitsubishi, ha instalado un programa que mide la fatiga en los operadores de sus 120 camiones mineros, sus 36 buses, sus 250 equipos de carga y pronto completará la instalación de esta misma tecnología en sus 120 vehículos auxiliares y sus 120 camionetas.

Walter Oyola, gerente de Salud de Compañía Minera Antamina, sostiene que la inversión es excesivamente renatble dado que la empresa ha llegado a una conclusión: un eventual accidente por fatiga o distracción en la operación puede significar una pérdida de US$1 millón o más.

Antes de implantar este sistema, y luego de superados diversos pasos (intenso cambio cultural y estudios base, entre muchos otros), la empresa identificó que un operador de vehículos en Antamina, cualquiera fuera este, tenía al día en promedio cinco episodios de fatiga o distracción. Con esta nueva tecnología, cuyo programa piloto comenzó a inicios de 2018, la frecuencia de episodios de fatiga se redujo a 0.32. “Un evento de fatiga por cada tres operadores, por ilustrarlo de alguna forma”, dijo Oyola, en el tradicional Jueves Minero, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

En la minería nacional, el tránsito vehicular en una operación es la causa del 30% de los accidentes mortales, según data del Osinergmin. Y a juicio de Walter Oyola, la mitad de estos fatales sucesos tienen relación con la fatiga. “Si un trabajador bosteza mientars conduce, si parpadea por falta de sueño, si consulta el celular o necesita responder una llamada para mantenerse alerta, entonces presenta síntomas de fatiga”, explica, para añadir que el pilar del éxito en Antamina se sostiene en el fomento de la cultura del buen descanso, que implica más que tecnología. La tecnología es un paso superior y parte de un plan integral; si el plan no es integral, entonces no funciona, dijo. “Un trabajador que no ha cumplido con sus horas de descanso es muy riesgoso ponerlo a conducir”, subrayó.

Antamina, siempre según su gerente de Salud, ha registrado datos sobre el descanso y la fatiga de sus colaboradores, tanto internos como externos (152 empresas), desde el 2009.

El dispositivo instalado en los vehículos de la minera, a grandes rasgos, cuenta con una tecnología que detecta microsueños, popularmente conocidos como cabeceos.El sistema operativo registra los movimientos faciales y oculares. El sistema computarizado alerta tanto al conductor como a la sala de control cuando un evento de fatiga acontece.

La fatiga

La fatiga  y la distracción, usuales en el mundo, se convierten en amenazas para las operaciones mineras. Un trabajador cansado es un riesgo muy alto que las mineras no quieren asumir. Un trabajador que se distrae mucho significa también un elevado peligro, que equivale a lanzar los dados.

La ciencia señala que una persona que no ha dormido en 18 horas tiene el mismo nivel de atención que una con 0.05% de alcohol en su sistema sanguíneo. Ahora bien, los niveles de atención declinan abruptamente en una persona que no ha dormido en 24 horas. Una persona en estas circunstancias tiene los sentidos tan alterados como una con 1% de alcohol en la sangre. De modo que una persona que no duerme bien constituye un riesgo para sí misma y para los demás. La fatiga es una de las más usuales causas de accidentes laborales en el mundo. Y también en la minería.

El sueño

Para el común de las personas, el sueño es un misterio. Para la ciencia, no. Actualmente pasamos más de un tercio de nuestras vidas durmiendo. Según  Eduard Estivill, uno de los especialistas en el sueño más famosos de Europa, desde la aparición de la luz eléctrica, la humanidad ha perdido una hora de sueño cada noche.

Todas las lesiones sufridas durante el día se reparan durante la noche. A nivel químico, los que duermen bien presentan más melatonina en su organismo que los que pasan des nuits blanches. Lo mismo, se infiere, se podría suponer de los operadores de camiones mineros.

Apneas

Otro trastorno común durante el sueño son las apneas. Sabemos que está aconteciendo una cuando nuestra respiración se detiene por 10 o 20 segundos mientras dormimos, y nos desesperamos. Los que la han sufrido alguna vez la describen como una experiencia cercana a la muerte. Cuando sucede durante el sueño, el cerebro reclama y despierta al individuo, obligándolo a respirar de modo acentuado.