Entidad iberoamericana de reguladores de energía sale en defensa de la autonomía del Osinergmin

Entidad iberoamericana de reguladores de energía sale en defensa de la autonomía del Osinergmin

Raúl García Carpio, viceministro de Electricidad del Ministerio de Energía y Minas (MEM), presentó su renuncia al ministerio tras la advertencia del Osinergmin por un proceso regulatorio de distribución eléctrica (Decreto Supremo N°027-2018-EM), que ya ha sido derogado por el Gobierno. La renuncia de Raúl García Carpio fue aceptada vía resolución suprema Nº 012-2018-EM.

Esta historia inicia hace casi dos meses. El 13 de agosto de 2018 el Osinergmin prepublicó para comentarios la propuesta de tarifas a aplicarse entre noviembre de 2018 y octubre de 2022. La citada propuesta reflejaba una potencial reducción tarifaria de 6%. Ese procedimiento regulatorio debía culminar el próximo 16 de octubre de 2018, estableciendo la tarifa de distribución eléctrica definitiva a aplicarse para el periodo de cuatro años recién referido.

Sobre este caso se acaba de pronunciar la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (Ariae). La Ariae, dice el comunicado, “sigue con detenimiento los procedimientos regulatorios que se llevan a cabo en sus países miembros. En ese orden de ideas, Ariae está al tanto del procedimiento de fijación de la tarifa de distribución eléctrica en Perú, iniciado por el regulador OSINERGMIN en el mes de mayo de 2018”.

La Ariae es una organización que agrupa a 25 organismos reguladores de electricidad, hidrocarburos líquidos y gas natural pertenecientes a España, Portugal y América Latina. Su finalidad es la promoción y desarrollo de las mejores prácticas regulatoria en energía, a través del intercambio de conocimiento y experiencias.

La Ariae, continúa la carta, “expresa su preocupación por el hecho que se incorporen nuevas reglas o exigencias a procedimientos regulatorios que se encuentran en pleno desarrollo y próximos a definir una tarifa, toda vez que ello no se condice con las buenas prácticas de regulación económica”. Líneas abajo el organismo regional sostiene: “ARIAE recomienda a los gobiernos de sus países miembros que garanticen que los procesos regulatorios lleguen a su final”. Finalmente concluye que la entidad “insta a los gobiernos de sus países miembros a adoptar medidas que fortalezcan la autonomía de sus organismos reguladores”.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)