Entre gerentes de minería hombres y gerentes mujeres hay una distancia de S/70,000 al año

La diferencia salarial entre los puestos gerenciales en el Perú no es noticia, la noticia es su sinrazón y que esta se mantenga. Al año, un gerente en una empresa minera en Perú gana en promedio S/270,083, lo que equivale a S/22,500 por mes, centavos más, centavos menos. Una mujer que ocupa el mismo puesto, que realiza las mismas funciones, con la misma o mejor eficiencia, con iguales o mayores objetivos, con similares o más horas trabajadas, recibe un salario anual de S/199,087, lo que equivale a S/15,840 mensualmente.

El “Informe de Empleo Minero 2019. Panorama y tendencias en el Perú”, elaborado por el Ministerio de Energía y Minas (Minem), desde donde extraemos la información, constata que esta desigualdad está muy presente también en los otros eslabones de la cadena productiva en la industria minera en general.

En cuanto a la remuneración percibida, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el 2018, los ingresos promedio mensuales de las mujeres en el Perú representaron el 68.4% de lo percibido por los varones. La actividad minera también responde a las diferencias de retribuciones por género, como se constata en el informe del Minem.

Según el reporte de la Organización Internacional del Trabajo “Las mujeres en la gestión empresarial: argumentos para un cambio” de mayo de 2019, revela que solo el 21.7% de empresas a nivel mundial informaron de que su dirección general está a cargo de una mujer. En dicho reporte, América Latina y el Caribe obtuvo el mejor resultado regional con 29.7%. 

En el Perú, en relación a las gerentes en el subsector minero, muestra que en el 2009 tuvieron una participación del 9%, este resultado aumentó en 4% en los años 2016 y 2017; sin embargo, en el 2018 la representación femenina en el cargo de gerentes fue del 12.1%, mostrando un retroceso con los avances de los años previos. La disparidad entre géneros sobre el salario también es notoria en esta función, especialmente en los años 2012 y 2013, donde la brecha salarial llegó a ser del 46% aproximadamente. En promedio en los últimos años, se observa una valoración del trabajo femenino, siendo que en el 2018 la brecha se redujo al 26%, pero la tarea es aún ardua.

En la función administrativa del subsector minero se encuentra la mayor participación de mujeres. En el 2009, la distribución según género se encontraba en 19.9% y 80.1%, para mujeres y varones respectivamente. Desde el 2012 surge un cambio que se ha mantenido hasta el 2018 donde las mujeres representan el 21.6% mientras que los varones el 78.4%., refiere el informe del Minem.

 

Autor: webmaster (mvegaplm@gmail.com)