«Existirá una brecha entre las empresas que se adaptaron al cambio digital y las que titubearon»

Con más de seis meses en el cargo y a menudo con un pie en el avión, la peruana Karime Perales Jarufe es la gerente para el segmento de Minería, Metales y Minerales para el Clúster Andino de Schneider Electric. Esta ejecutiva está a cargo de las operaciones de la empresa para Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú y Bolivia. Ahora encabeza el desafío de continuar consolidando a la compañía en el sector minero y facilitar el tránsito hacia la industria de los números binarios. Ingeniera industrial de profesión, Karime Perales es una convencida de la importancia de la diversidad en todos los ambientes laborales y de la erradicación de ciertos paradigmas por demás irracionales. Karime Perales es una mujer en un cargo importante y novedoso que lidera una transformación importante y nueva en la minería regional: la transformación digital de la gestión, automatización de la energía y el internet industrial de las cosas. “El mercado de la energía está cambiando, de ser uno tradicional, de alta especialización y largos procesos, a  uno negocio bidireccional y con tiempos de reacción cada vez más cortos. La industria minera, de metales y minerales, no está aislada a este cambio; por el contrario, es un sector maduro”, declaró la ejecutiva y ahora plasma el futuro desde su centro de operaciones en Lima. Esta entrevista aparece en la edición 75 de la revista Energiminas.

Usted está a cargo de la operación para Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú y Bolivia. ¿Las mineras en los países bajo su lupa están aumentando las inversiones en digitalización? ¿Tiene ejemplos o cifras a la mano?

El mercado minero a nivel global sin duda debe continuar impulsando la incorporación de la digitalización dentro de sus instalaciones y proyectos. Sin embargo, la tendencia es positiva. Por ejemplo, en el 2017, en la industria existían más de 20 billones de equipos conectados; ahora esperamos que la curva de adopción presente una aceleración que lleve esta cifra a 75 billones de equipos conectados al 2025.

Uno de nuestros desafíos en el “clúster andino” es poder brindar toda la información necesaria para que todos los niveles de gerencia de la operación de nuestros clientes puedan estar a la par del desarrollo global. Para ello, cuando nos encontramos en la etapa de factibilidad o durante la ingeniería de detalle, recomendamos que se analice la incorporación de soluciones digitales en los proyectos mineros (greenfield o brownfield). En esta fase, la inversión en sistemas de digitalización será menor al 1% del CAPEX. Esto no quiere decir que no podamos digitalizar una mina que ya está operando, por el contrario, el foco de desarrollo más grande del mercado digital que manejamos es con minas en producción, dada la preocupación por dirigir operaciones sustentables y óptimas.

En el caso de Perú, si consideramos las proyecciones de inversión en minería plasmadas en la “Cartera de proyectos de construcción de mina”, emitida por el Ministerio de Energía y Minas, donde se estimó una inversión mayor a los 57,000 millones de dólares, el mercado de la digitalización debería tener un potencial mayor a los 1,000 millones de dólares en los próximos cinco años (esto sin considerar las inversiones en OPEX).

«Nuestras soluciones tecnológicas en el segmento cuentan con antecedentes de larga data. En el 2014 implementamos una solución llamada FMS (Fuel Management System) cuyo objetivo es descarbonizar a través del manejo eficiente de combustible», afirma.

¿Exactamente cómo la están adoptando? ¿O cómo deberían integrarla a sus procesos productivos, según su parecer?

El sector minero no es nuevo en la adopción de tecnologías digitales. En la última convención minera, me llenó de satisfacción ver a presidentes y directivos de las principales mineras de nuestro país hablando de las iniciativas que están desarrollando en el sector; inclusive se habló de la primera mina digital en el Perú. Esta, sin duda, es una señal muy potente de adopción de las nuevas tecnologías en el segmento para seguir avanzando en la transformación digital de las industrias.

Para poder integrarla a los procesos productivos, contamos con nuestra arquitectura lista para el IoT EcoStruxure, impulsando la digitalización industrial y segmentándola en tres capas: productos conectados, control y automatización y finalmente aplicativos, analítica y servicios. La minería en Perú está trabajando, en mayor o menor medida, dentro de las dos primeras capas. Nuestro desafío tecnológico es poder liberar los silos operativos (que presentamos en estas primeras capas) para luego poder habilitar la transferencia del know-how tecnológico a la par de la ruta de la transformación digital que estamos viviendo.

¿Han cerrado últimamente contratos en esa dirección con grandes mineras recientemente en algunos de estos países? ¿Para qué proyectos específicamente?

Schneider Electric invierte el 5% de sus ingresos globales en desarrollo e investigación, lo que le permite entregar soluciones innovadoras y de interoperabilidad, que se integran en toda la cadena de valor de cada empresa para lograr una mayor optimización de procesos, logrando poder conectar y acelerar la curva de adopción de la capa tres, allí radica el mayor impacto de eficiencia empresarial y toma de decisiones. 

Nuestras soluciones tecnológicas en el segmento cuentan con antecedentes de larga data. En el 2014 implementamos una solución llamada FMS (Fuel Management System) cuyo objetivo es descarbonizar a través del manejo eficiente de combustible;  gracias a esta iniciativa de transformación digital logramos generar una reducción hasta del 3% aproximadamente en el consumo de combustible fósil, y todo esto con un retorno de inversión de diez meses. Actualmente trabajamos esta iniciativa con nuestros partners y algunos clientes finales, debido a que el cuidado del medio ambiente es una preocupación latente para el minero de hoy.

Así como este, tenemos diferentes casos de éxitos que hemos desarrollado a lo largo de estos años. Nos hemos embarcado en grandes proyectos, acompañando a nuestros clientes con propuestas innovadoras y adaptadas a sus necesidades. Atendiendo los requerimientos con productos y servicios confiables y de alta calidad.  

¿Qué soluciones tiene Schneider para el proceso de acarreo y mineral y en qué proyecto de la región lo han integrado o están por hacerlo?

Del consumo total de energía de una mina, aproximadamente el 40% es fósil, y se desarrolla en la mina de tajo abierto, donde el acarreo de mineral es la principal actividad. Soluciones como el FMS, que son de alto impacto y fácil implementación, son las que recomendamos evaluar. 

Por otro lado, bajo la plataforma EcoStruxure, nuestro potencial no se limita a una parte del proceso o un área. Tenemos la amplitud de poder generar una optimización integral a nivel empresarial, integrando operaciones (áreas y procesos) geográficamente distantes para realizar online benchmarking y simulación entre unidades operativas, inclusive con su “gemelo óptimo digital (GODI). Actualmente esta es la cúspide de la pirámide de impacto de la analítica e inteligencia artificial, y es a dónde queremos apuntar junto a nuestros clientes.

Igualdad de género: «En nuestra compañía, por ejemplo, se busca tener por lo menos a una candidata para cada posición vacante».

¿El IoT es una tecnología disruptiva que tarde o temprano tendrán que adoptar las mineras en general?

Lo disruptivo del IIoT (Internet Industrial de las Cosas) para nuestros países es sacar el mayor provecho de la tecnología a través de la digitalización. Vemos claramente el potencial de la minería en el clúster andino, convirtiéndose en un centro de operaciones de excelencia e innovación de aplicaciones para el segmento de minería, minerales y metales a nivel regional. Las bases ya están dadas; contamos con el capital humano, la tecnología y los proyectos de inversión, que son los principales insumos para el desarrollo. Ver cómo podemos seguir avanzando como país, es el desafío para los siguientes años. 

Ustedes afirman que sus productos aumentan la productividad y en simultáneo contribuye con la seguridad en la mina. ¿Cómo exactamente lo hacen? 

Aumentar la productividad es entender que las operaciones de nuestros clientes deben ser continuas. Para esto, nuestros sistemas permiten tener una plataforma integrada basada en la nube (o en los servidores del cliente). La plataforma se alimenta de datos 24/7 y en tiempo real. Permite monitorear y gestionar la energía, y predecir el comportamiento de los activos, a través de sistemas como PME (Power Monitoring Expert) y el EcoStruxure Asset advisor. Además, mediante nuestra plataforma de servicios, mantenemos un panel de expertos que atienden consultas, emiten reportes y brindan recomendaciones en tiempo real.

Respecto a la protección del personal, esto comienza con la prevención. Por ello implementamos soluciones de realidad aumentada como el “EcoStruxure Augmented Operator Advisor”, que se enfoca en el profesional de mantenimiento; es decir, desde antes que suceda la falla, permite hacer entrenamientos preventivos en cuartos seguros donde se simula la intervención del equipo que se tiene en terreno. 

Este aplicativo reconoce que, en planta, los profesionales de mantenimiento tienen que estar preparados para resolver una gran variedad de inconvenientes, aplicados a una amplia gama de equipamiento, y que deben intervenirlos de manera rápida y completamente segura. La realidad aumentada permite perfeccionar el expertise del personal que está en terreno, utilizando ayuda de expertos y con procedimientos guiados para incrementar la exactitud del trabajo. Esto definitivamente eleva la seguridad del personal, mientras limita el error humano. 

Un caso de éxito es la empresa Tenaris, donde calificaron como exitoso el piloto; ellos  tienen acceso -a través de un iPad- a los signos vitales de su proceso (y equipos) en tiempo real. Además, de poder establecer diagramas, instructivos, documentos y videos, visualizar alertas de mal funcionamiento y tener el proceso de mantenimiento paso a paso. Con todo, son también capaces de intervenir el equipo virtualmente, evitar paradas en la operación y escribir notas importantes para el siguiente turno (o para la siguiente intervención digital). 

Los costos de mantenimiento son una parte importante de los costos de las operaciones mineras. ¿Cómo los intenta acortar Schneider? 

Las soluciones en digitalización, de las que hablamos, impactan directamente en la reducción de costos de operación y mantenimiento; además de acelerar el retorno de la inversión de los proyectos. Todo esto, para habilitar al segmento con las herramientas necesarias para tomar el primer lugar del ranking del país con menor costo de producción a nivel mundial. 

El éxito de este impacto reside no solo en la tecnología, sino en el fortalecimiento de las habilidades del capital humano, mediante una iniciativa que llamamos “Batch Minero”, dónde buscamos la transferencia de conocimientos para resolver los problemas de nuestros clientes. A través de la digitalización podemos mejorar la disponibilidad de los activos y el gasto operativo como consecuencia.

¿La mina del futuro será eléctrica y estará interconectada? ¿No hay duda de eso?

No, no hay duda de ello. La mina del futuro se alimentará parcialmente de energía renovable, estará completamente interconectada y tendrá la posibilidad de ser controlada de manera instantánea y remota. 

Usted declaró lo siguiente: “El mercado de la energía está cambiando; de ser uno tradicional, de alta especialización y largos procesos, a ser un negocio bidireccional y con tiempos de reacción cada vez más cortos”. ¿Qué quiere decir exactamente bidireccional? 

Por bidireccional hacía referencia a que nuestra red esté habilitada (técnica y legalmente) para poder realizar la compra y venta de energía. Hasta la fecha, hemos sido consumidores de energía, y gracias a la nueva ley de distribución, que debería entrar en vigencia a partir del próximo año, tendríamos la posibilidad de convertirnos en “prosumers” (productores y consumidores de energía). Este cambio, alineado al desarrollo de energías renovables cercanas al consumo y el incremento de la demanda energética, cambiarán mucho el escenario que manejamos actualmente en el mercado eléctrico. Además, de crear la necesidad de tener una red más dinámica que pueda no solo entregar energía sino también recibirla, medirla y facturarla con precisión y dinamismo. 

¿Juegan algún rol las fuentes de energía renovable como la solar y eólica entre las soluciones para minería de Schneider?

Totalmente, nosotros nos desenvolvemos en el sector de energía y la tendencia mundial apunta al protagonismo de energías renovables. Como compañía líder en la transformación digital de la energía y automatización, tenemos la amplitud de trabajar la energía solar desde dos frentes para el segmento de minería, minerales y metales. Uno de ellos aborda los proyectos de inversión en parques solares y eólicos (dentro o cerca de las operaciones mineras), donde brindamos soluciones de distribución, transformación, control, automatización, almacenamiento, aplicativos, servicios y analítica. Además, en lo que a soluciones solares se refiere, trabajamos con un portafolio compacto y móvil para poder otorgar energía a las comunidades en dónde operan nuestros clientes, porque estamos convencidos que el acceso a la energía y a la tecnología es un derecho humano básico.

¿Qué es EcoStruxure y qué empresas la han integrado a su proceso productivo y para qué?

EcoStruxure es nuestra plataforma y arquitectura abierta, interoperable, habilitada para IoT, la cual ofrece valor agregado para la seguridad, confiabilidad, eficiencia, sostenibilidad y conectividad para todos nuestros clientes. Aprovecha los avances en digitalización, movilidad, nube, análisis y seguridad cibernética para ofrecer innovación en todos los niveles.  Esta plataforma se ha implementado en más de 480,000 sitios, con el apoyo de más de 20,000 integradores y desarrolladores de sistemas, que conectan más de 1.6 millones de activos bajo administración a través de más de 40 servicios digitales. 

¿La digitalización será el mayor impacto en las minas durante la próxima década?

Me es grato decir que las compañías mineras dentro de nuestro país tienen claro que la digitalización no es más un “capricho o moda”. Sin embargo, se debe acelerar la adopción desde el componente humano. Es este el que debemos desarrollar si queremos habilitar a nuestras empresas al cambio tecnológico que estamos viviendo y seguir avanzando en la nueva economía digital.

Muchas compañías ya cuentan con gerencias de innovación y digitalización, así como con una hoja de ruta de proyectos de transformación tecnológica. Otras, además, premian proyectos presentados por su propio personal con estas temáticas. La manera que tengan las compañías para adoptar la transformación digital tendrá un impacto directo con los resultados de su organización. La digitalización destaca en un mercado tan competitivo como el de los comodities, donde los costos de operación, mantenimiento y producción deben reducirse para poder soportar la variación de los precios de los minerales. 

Definitivamente, existirá una brecha entre las empresas que se adaptaron al cambio (y sacaron provecho de la tecnología) y las que titubearon. Prevemos que, además del impacto económico, la diferencia en la “madurez digital de la mina” pueda ser un factor que melle la capacidad de atracción y retención de talento (hecho que actualmente significa un desafío no menor para las empresas mineras en nuestro país, por la pérdida del conocimiento dada la rotación laboral). 

«Dentro de nuestra estrategia global, consideramos fundamental el desarrollo e impulso de la economía circular».

¿Qué piensa de la igualdad de género en las posiciones ejecutivas?

Pienso que existe una clara correlación entre la diversidad y el rendimiento de las empresas en el sector. En Schneider Electric estamos convencidos de ello, ya que la diversidad y la inclusión generan mayor innovación, creatividad, compromiso, colaboración y desarrollo de sinergias entre los equipos. Todo ello son ingredientes necesarios para crear un ambiente de trabajo exitoso en un mundo cada vez más competitivo y digitalizado. 

Estoy convencida que lo mejor que podemos hacer, como líderes, es compartir las experiencias que nos llevaron a lograr esta diversidad. En nuestra compañía, por ejemplo, se busca tener por lo menos a una candidata para cada posición vacante. Con esto aseguramos una correcta evaluación de competencias, pero incrementamos las probabilidades de tener pluralidad de género. Otra iniciativa que apoyamos es HeForShe, un programa que reconoce que el agente fundamental del cambio organizacional hacia un ambiente laboral diverso comienza por el ahora predominante, liderazgo masculino. 

En ese sentido, se necesita de líderes involucrados en trabajar para lograr esta diversidad, y que se comprometan en generar un ambiente que promueva el desarrollo y reconocimiento a pesar de las diferencias. Les aseguro que los cambios más grandes comienzan con pequeñas acciones de impacto recurrente y de fácil implementación.

Según un estudio reciente liderado por Schneider Electric en asociación con la compañía de medios GreenBiz, las empresas que establecen metas públicas en materia de energía y sostenibilidad obtienen ventajas. 

En Schneider Electric estamos convencidos de esto, y nuestra finalidad va más allá de la venta de soluciones. Por ejemplo, para el segmento de minería, minerales y metales definimos dos pilares fundamentales y dos iniciativas transversales bajo los cuáles nuestro equipo de profesionales está trabajando con nuestros clientes.

Dentro de nuestra estrategia global, consideramos fundamental el desarrollo e impulso de la economía circular (con foco en innovación, manejo y tratamiento de relaves) y optimización de recursos (siendo el hídrico y la energía los fundamentales); y otras iniciativas relevantes como lo son la digitalización y la equidad de género. Dentro del segmento trabajamos con clientes que comparten esta filosofía, porque estamos seguros de que podemos lograr una minería verde y que opere de manera más sostenible, haciendo más con menos, utilizando eficientemente los recursos, generando un mayor equilibrio en el medio ambiente y desarrollando soluciones innovadoras que puedan significar un win to win entre la comunidad y la empresa.

¿El futuro de la industria es la revolución 4.0?

Definitivamente y en este proceso tenemos claro que nuestro rol como socios tecnológicos es habilitar al segmento de minería, minerales y metales (clientes, partners, entidades gubernamentales, reguladoras y todo el ecosistema) con tecnología, herramientas y conocimiento, haciéndolos protagonistas de este camino hacia la transformación digital de la industria a nivel mundial. Y qué mejor, si dentro de unos años, es la misma industria la que hable de lo que logramos como segmento para la región y nuestro país.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)