Financiamiento estatal del Gasoducto se decidirá a partir del cuarto informe de consultora inglesa

Financiamiento estatal del Gasoducto se decidirá a partir del cuarto informe de consultora inglesa

Para octubre o noviembre de este año, llegaría al despacho del Ministerio de Energía y Minas (Minem) el cuarto y último informe de la consultora británica Mott MacDonald, documento que determinará si el Gasoducto del Sur será cofinanciado por el Estado peruano o si se convertirá en una iniciativa estatal autosostenible.

En un primer momento, el Gasoducto requirió para su construcción una inversión de US$ 7,300 millones; no obstante el cierre financiero no fue cumplido por el exconcesionario GSP, por lo que las obras quedaron incompletas. Ahora, la estructura del financiamiento se modificaría para convertirse en una iniciativa confinanciada, según expresó el ministro de Economía, Carlos Oliva.

Actualmente, el tercer informe de la consultora permanece en evaluación y deberá aprobarse este mes, acorde a las declaraciones del ministro del Minem, Francisco Ísmodes, durante su reciente presentación en la Comisión de Energía y Minas.

Agregó también que el Gasoducto se construirá en dos fases: desde la zona de Las Malvinas hasta Anta (Cusco) y desde Anta hasta Ilo (Moquegua). La operación comercial en ambos casos deberá empezar los años 2022 y 2023, respectivamente.

Este mismo proyecto, ahora denominado Sistema Integrado de Transporte de Gas (SIT Gas), sería aprovechado por la empresa altiplánica Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB), que se serviría de uno de los ramales de esta infraestructura para llevar su gas natural a Ilo, con el fin de exportarlo.