Hochschild Mining alista programa de exploración en proyectos Azuca y Huacullo

La productora de metales preciosos Hochschild Mining alista ambiciosas y prolongadas exploraciones en el sur peruano, en dos yacimientos greenfield de los que espera sacar provecho: Azuca y Huacullo, entre Apurímac y Cusco.

“Azuca es un proyecto avanzado que requiere de mayor trabajo de geología y Huacullo es un proyecto de exploración. Esperamos explorar ambos proyectos en los próximos 12 meses. Dependiendo de los resultados, recién determinaremos si tienen potencial de ser una operación minera”,  dijo Ignacio Bustamante, gerente general de Hochschild Mining, al medio Gestión.

La empresa también planea explorar su proyecto Crespo y determinar si es también económicamente rentable.

Este año, Hochschild Mining tiene entre manos ejecutar un capex de entre US$130 y US$140 millones en sus diversas operaciones y planes de exploración, tanto en el Perú como en Chile y Argentina.

Ahora bien, la empresa proyecta inyectar un presupuesto de US$10 millones como máximo para la exploración greenfield.

Hochschild Mining invertirá US$15 millones para acceder a vetas de mina Inmaculada, emplazada en Ayacucho. Inmaculada produjo 251,090 onzas equivalentes de oro al cierre del 2018.

A inicios de este año, Hochschild Mining suspendió las operaciones en su mina Arcata, para iniciar posteriormente los trabajos de mantenimiento de esta en el segundo trimestre del año. La minera afirma que los bajos precios de la plata no le han dejado otra opción que paralizar la operación situada en la región Arequipa.

Hochschild Mining plc es una productora de metales preciosos con operaciones en Perú y Argentina, y proyectos en exploración, uno en Chile.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)