Humo blanco para Tía María, proyecto minero de US$1,400 millones de Southern

Es oficial: humo blanco para el proyecto minero Tía María, de US$1,400 millones de la minera Southern Copper, de Grupo México. El ansiado permiso de construcción del proyecto ha sido otorgado oficialmente ayer a las siete de la noche, según refieren fuentes familiarizadas con el asunto tanto de la minera como del Ministerio de Energía y Minas. La aprobación de licencia de construcción llega solo semanas antes de que caduque el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto y devolviéndole el alma al cuerpo a la minera, que no tendrá que rehacer los prolongados trámites.

Anteriormente, en una carta con fecha del 5 de julio, firmada por Óscar Gonzales Rocha, presidente ejecutivo de la minera, dirigida al ministro de Energía y Minas Francisco Ísmodes, se lee: “Somos conscientes de que en este momento el contexto social no es el más favorable para el inicio de la construcción del proyecto”. Y añade: “Queremos garantizarle a la población que nuestra actividad no afectará otras actividades económicas”. 

Esta revista llegó a conocer que la empresa del Grupo México tiene desde ya asignado un capex para el proyecto de cobre. Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas de la minera y uno de los ejecutivos que más contacto mantiene con los medios y los inversionistas, afirmó que la empresa cuenta con un presupuesto de US$1,800 millones en Capex para este año y del total US$300 millones “serán invertidos en Tía María” en 2019.

Southern Copper ha reiterado que Tía María no tendrá impacto alguno en el valle de Tambo, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa, porque la empresa “nunca tomará o devolverá agua al río Tambo”. “No vamos a estar en el valle, no vamos a usar agua del río tampoco ni devolver nada allí, no vamos a perjudicar la actividad agricultura sino al contrario”, mencionó su vicepresidente de Finanzas Raúl Jacob. 

Diversas instituciones y entidades se han mostrado a favor de la ejecución de Tía María. El presidente del Banco Central de Reservas (BCR), Julio Velarde, en un acto protocolar de presentación de una nueva ilustración en la moneda nacional, sostuvo que el Gobierno debería entregar la licencia de construcción al proyecto Tía María (Arequipa), de la minera Southern, dado que esta ha cumplido con todos los pasos para obtenerla.

De la misma opinión ha sido la Confiep. En una reciente entrevista la presidenta de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas María Isabel León dijo: “Le hemos pedido al presidente dos señales importantes. La primera es darle licencia al proyecto Tía María, en Arequipa, que ha cumplido con todo el proceso de legalidad para obtener su licencia de construcción y está a la espera porque ya se le vence el plazo de vigencia del estudio de impacto ambiental (EIA)”.

En contra del proyecto se han manifestado repetidamente autoridades de Arequipa, salvo el vicegobernador regional. En declaraciones al diario Correo, Walter Gutiérrez Cueva se mostró a favor de la inversión minera en la región y particularmente del proyecto de Southern Copper. El funcionario admite que existe una gran necesidad de la inversión minera para generar proyectos y obras no solo en la región, sino especialmente en la provincia de Islay. “Yo respeto la posición del gobernador, pero en mi opinión Tía María sí debe ir, y el pueblo tiene que entender que no se trata de un capricho sino de una necesidad”, sostuvo Gutiérrez.

En febrero de este año, el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes Mezzano, dijo que el desarrollo del proyecto de cobre Tía María se trabaja de forma transversal con sectores como Salud, Educación y Agricultura, identificando los proyectos de inversión social, para generar una mayor aceptación en la población. “Hemos venido conversando con la empresa y esta nos dice con claridad que va a apostar por mejorar el aspecto social con la población. Es una coincidencia entre la empresa y el Gobierno que, sin perjuicio del expediente administrativo que está avanzado, tengamos que trabajar junto a la población, para promover el diálogo que aclare sus preocupaciones, entre ellas las vinculadas al recurso hídrico”, indicó.

Tía María es  el segundo proyecto minero más grande de Arequipa, luego de Pampa de Pongo. Procesará óxidos de cobre de los yacimientos La Tapada y Tía María. El punto más próximo del proyecto al valle de Tambo se encuentra a una distancia de alrededor de 3 kilómetros, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa.

Tía María contará con una planta desalinizadora de agua de mar que se instalará al norte del poblado de Mejía, en el sector de playa de la provincia de Islay, en Arequipa. Esta será una planta desalinizadora por ósmosis inversa y tomará el agua directamente del mar.El agua de mar se extraerá mediante una tubería que ingresa 450 metros mar adentro y a 15 metros bajo la superficie de las aguas. La capacidad de tratamiento de la planta para producir agua desalinizada será de alrededor de 20,000 m3 /día, según información proporcionada a esta revista por la minera Southern.

Southern Copper estimó que de empezar la construcción del proyecto cuprífero el 2019, esta etapa concluiría a fines del 2020 o inicios del 2021, por lo que se empezaría a producir en la primera mitad del 2021. «De empezar la construcción el 2019, nosotros proyectamos que empezaríamos a producir la primera mitad del 2021 con una producción anual de 120,000 toneladas de cobre», comentó Raúl Jacob en una conferencia de prensa en diciembre del año pasado.

Southern trabaja en un programa laboral de entrenamiento de cientos de pobladores de la provincia de Islay para que puedan competir por uno de los miles de puestos del proceso de construcción del proyecto de cobre Tía María. Tía María tiene previsto la generación de 9,000 puestos de trabajo durante la etapa de construcción tanto directos como indirectos y cerca de 4,800 puestos durante la producción por 20 años que es la vida útil de la mina.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)