Komatsu espera colocar 35 camiones eléctricos 980E-4 en minas peruanas este 2019

Si la mina fuera un sistema circulatorio, entonces los camiones mineros serían los glóbulos rojos. Los proyectos mineros impulsan la inversión privada en formas diversas. Una de ellas es el aumento de la venta de los gigantescos equipos de acarreo. Komatsu Mitsui, según una fuente interna, planea colocar este año en el mercado peruano 35 camiones mineros eléctricos Komatsu 980E-4. Nunca habían llegado a estos números de proyección de este inmenso modelo para el mercado nacional. Por lo pronto, llevan ya cuatro confirmados para la unidad minera Toromocho, en Junín, que actualmente ejecuta su expansión. 

Mediante el uso de diseños computacionales, análisis de elementos y pruebas dinámicas y estáticas a gran escala, el diseño del chasis de este monstruo fuera de carretera ha sido estructuralmente mejorado, permitiendo acarrear 363 toneladas o 400 toneladas cortas, entregando la más alta confiabilidad de la industria. Son del tipo ultra-class, es decir, los más grandes de su tipo.

¿Por qué este equipo es eléctrico? El misterio yace en su sistema de locomoción. A diferencia de la propulsión mecánica, la propulsión eléctrica permite crear un movimiento eficiente y limpio del equipo. Al dejar de lado una gran parte de la estructura mecánica, el sistema eléctrico de propulsión reduce los tiempos de mantención programada y reparaciones correctivas, minimizando así los costos de operación y mantención. Esto, además, se traduce en un aumento significativo de la tasa de disponibilidad,  y por lo tanto de producción del equipo. 

Sus curvas de propulsión muestran una eficiencia de operación sin competencia lo que origina eficiencia en el uso de la energía. El camión eléctrico 980E-4 posee un motor Komatsu SSDA18V170 diésel de 18 cilindros, transmite una potencia neta al volante de 2.495 [kW] 3.346 [hp], con una excelente productividad y rendimiento en el consumo del combustible. 

Su sistema de retardo eléctrico dinámico posibilita suministrar 6.000 hp de resistencia, otorgando una capacidad avanzada de frenado para las aplicaciones de minería de hoy en día, que contienen descensos continuos, empinados y curvas en zigzag. Esta característica en descensos, utiliza energía eléctrica para frenar el equipo, la que es disipada mediante una rejilla, que la transforma  en calor. 

El uso de energía eléctrica en lugar de energía mecánica, implica el empleo de una energía mucho más limpia, eficiente y que reduce los costos de operación, mantención y disponibilidad del equipo. El retardo eléctrico dinámico  mejora la productividad y la confianza del operador, al mismo tiempo que elimina la necesidad de un esfuerzo excesivo de frenado mecánico, que produce más desgaste y menos eficiencia energética. 

Todos estos camiones contarán con el sistema KOMTRAX Plus, que proporciona los medios para monitorear la salud de los componentes mayores del equipo, permitiéndole hacer evaluaciones remotas de sus condiciones y de sus operaciones. El sistema ha sido diseñado para reducir los costos de reparaciones y mantener la disponibilidad óptima de la máquina, ayudando a prevenir tiempos muertos inesperados. En resumen, la ventaja más clara de este sistema es que permite, a través de su uso adecuado, lograr la correcta operación y mantención del equipo, optimizando su rendimiento para extender su vida útil.

Komatsu 980E-4, presentado por Komatsu American Corporation, en septiembre del 2016 a los mercados, es el camión volquete de accionar eléctrico más grande de la marca japonesa y el más adecuado para operaciones mineras a gran escala. El peso bruto de operación del camión es de 625 toneladas, mientras que su altura de carga y su ancho son de 7,09 m y 10,01 m, respectivamente. Utiliza el sistema de accionamiento eléctrico de CA con transistor bipolar de doble y puede funcionar a velocidades de hasta 61 km/h.

 Los Komatsu 980E-4 no son una novedad en el mercado peruano. Hay unos cuantos en la operación Las Bambas y otros tantos en Toquepala. Hay empresas extractivas que han emprendido inversiones (o están a punto de hacerlo) para aumentar la productividad. Al menos en las operaciones a tajo abierto, ello implica adquirir más camiones mineros. Pronto veremos muchos vehículos Komatsu 980E-4 en diversas operaciones del centro y sur del Perú, en su mayoría.

Este artículo apareció en la edición 73 de la revista Energiminas que puedes consultar en línea.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)