Komatsu lleva reparados 41 camiones mineros provenientes de Grasberg e incorporados a Cerro Verde

El año pasado Freeport McMoRan Inc y Rio Tinto firmaron un acuerdo vinculante para vender una participación mayoritaria en la mina Grasberg, el segundo yacimiento de cobre más grande del mundo, a la compañía estatal indonesia Inalum por US$3.850 millones. Este acuerdo obligó a Freeport a recolocar una buena parte de su flota de camiones Komatsu en alguna de sus operaciones en el mundo, y eligió Cerro Verde, en Arequipa.

Fuentes del sector indican a este medio que unos 41 camiones mineros de la marca japonesa han sido reparados en su totalidad en los almacenes de la empresa en Lima y luego enviados a la operación minera. Solo en 2018 los especialistas de Komatsu repararon doce camiones mineros provenientes de la mina Grasberg. Un total de cincuenta camiones mineros provenientes de Indonesia se añadirán y mejorarán la flota de Cerro Verde.

No se trata de solo un reemplazo de máquina por máquina sino también de un trampolín de productividad. Los equipos de acarreo traídos desde Indonesia tienen más capacidad de carga (320 toneladas) que los usados por Cerro Verde (240 toneladas).

Cerro Verde es la principal productora de concentrados de cobre del Perú. Está acantonado en la región Arequipa. La firma estadounidense Freeport-McMoRan Inc. tiene una participación del 53,56% en Cerro Verde, mientras que SMM Cerro Verde Netherlands N.V. (filial de Sumitomo Metal Mining Company Ltd) posee el 21% de la operación. El porcentaje restante está en manos de la Compañía de Minas Buenaventura S.A.A. (19,58%) y otros accionistas.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)