La importancia de los laboratorios mineros

La importancia de los laboratorios mineros

Tomado de Energiminas Nº 53

Desde que se inicia la exploración de un yacimiento hasta el cierre de una mina, los laboratorios juegan un importante rol al ser los centros donde se estudia y experimenta con las rocas para conocer sus características físicas, químicas y metalúrgicas, pero también para diseñar la forma más eficiente de explotar y procesar los recursos del suelo y subsuelo.

La minería es un rubro altamente especializado y los laboratorios que necesita también lo son. La mayoría de sus muestras, sean calicatas o testigos de perforación diamantina, son enviadas a laboratorios químicos, metalúrgicos y geotécnicos. Por exigencias de las normas y para tener la información más objetiva posible, las mineras contratan los servicios de laboratorios especializados. Ello no quita que varias empresas, sobre todo las más grandes, tengan sus propios laboratorios donde permanentemente estudian las características y la mejor forma de explotar los recursos. El principal indicador es la “ley de cabeza” y en base a él se puede calcular la producción del día.

El consultor en minería y catedrático universitario Max Schwarz comentó, en una publicación de su bitácora digital, que la elección de un laboratorio de mina es un “proceso importante” que tiene impactos en el costo y calidad de la información que servirá para adoptar decisiones. Para Schwarz, la competencia técnica y la experiencia son dos características preponderantes que las empresas deben valorar a la hora de contratar un laboratorio.

La infraestructura, facilidades técnicas y operativas, el mantenimiento, la calibración de los equipos, los protocolos, estándares, métodos, los procedimientos y mecanismos de cadena de custodia de las muestras, los sistemas de reportes y trazabilidad son aspectos que se deben considerar en lo referente a la competencia técnica.

“La independencia es un factor muy importante para evitar la manipulación real o potencial de las muestras o de la información en cualquiera de sus etapas y garantizar la transparencia del proceso”, anota Schwarz en su blog.

Mientras más transparente y fidedigna sea la información que entrega el laboratorio, mayor será la confianza de la gerencia, inversionistas y de todos los actores involucrados en la operación.

Las certificaciones son una garantía de la calidad y experticia de un servicio o un producto. En el caso de los laboratorios, se ha creado la calificación ISO17025 que certifica la “calidad de ensayos y de calibración”.

Max Schwarz señaló otros dos aspectos importantes a la hora de elegir un laboratorio: la capacidad y confiabilidad, para verificar los tiempos de respuesta y los reportes de los resultados; y la comunicación con el cliente, para interpretar las necesidades y hacer los ajustes necesarios al servicio.

Un laboratorio a la vanguardia

Anddes Asociados, empresa especializada en servicios de asesoría y consultoría para el desarrollo y supervisión de proyectos ambientales, civiles y de construcción principalmente en la industria minera, cuenta con el laboratorio geotécnico más moderno del país y uno de los más completos de la región. Así lo sostiene Carlos Soto, gerente del Laboratorio Geotécnico de Anddes, quien señala que los estudios que realiza su representada permiten conocer las características geotécnicas del suelo, para así realizar un diseño más confiable.

“Se extraen las muestras y se envía al laboratorio donde, con ensayos geotécnicos, se determinan los parámetros de diseño y la resistencia que tendrán los materiales del suelo donde se va a emplazar una estructura geotécnica”, comenta Soto.

Mientras más transparente y fidedigna sea la información que entrega el laboratorio, mayor será la confianza de la gerencia»

En base a los parámetros y las características, explica Soto, se diseña la dimensión y se determina la ubicación de los pads delixiviación, de las presas de relaves y de tierra, y de los depósitos de desmonte. De esta manera se garantiza que estas estructuras, que demandan fuertes inversiones, serán sostenibles y tendrán la capacidad calculada por los ingenieros.

Los estudios de geotecnia no sólo son indispensables para la industria minera; la construcción también demanda el análisis de los suelos donde se levantarán grandes edificaciones. Pero Soto comenta que la geotecnia que aplican las constructoras no es tan rigurosa como debería.

De acuerdo al especialista de Anddes, los estudios geotécnicos deben ser realizados para todo tipo de obras, con un nivel de rigurosidad que garantice el conocimiento de las propiedades de los materiales. Así la inversión que realiza la empresa minera puede estar garantizada.

Las mineras buscan minimizar errores e imprevistos que pudieran perjudicar su operación. En ese sentido, los laboratorios son una herramienta que les permite hacerlo mediante el estudio de la tierra y las rocas. Gracias a la tecnología y el perfeccionamiento de la técnica, la exactitud de los estudios es cada vez mayor y ello crea una positiva relación “ganar-ganar” entre los laboratoristas de bata blanca con los trabajadores de overol y casco minero.