Mina Justa consumirá 400,000 toneladas de ácido sulfúrico al año en planta de óxidos

Unas 400,000 toneladas de ácido sulfúrico al año necesitará Marcobre para su operación Mina Justa, una vez esta comience sus operaciones en 2020. El gerente general de Marcobre, Enrique Rodríguez, dijo en el Minpro 2019, organizado por el Grupo Digamma, que actualmente están en construcción tres tanques que recibirán y almacenarán el componente químico necesario para el proceso de lixiviación. “Un componente muy importante para el procesamiento de nuestros óxidos”, dijo.

El ácido sulfúrico llegará en barcos al puerto de Pisco, al Terminal Multiboyas que construye la minera. Luego el ácido será desembarcado y transportado por una manga hasta los tanques, cada uno con capacidad para 10,000 toneladas, y posteriormente trasladado en camiones hasta Mina Justa.

Gerente general de Marcobre: «El pico de inversión en Mina Justa se alcanzará en 2019»

El terminal multiboyas ha sido propuesto para la recepción de ácido sulfúrico y para el suministro de agua de mar al proyecto. Durante la etapa de operación, el ácido sulfúrico requerido para el procesamiento de los minerales de óxidos será descargado en el terminal multiboyas.

Mina Justa, además, empleará agua salada en sus operaciones. Para captarla, construirá un terminal multiboyas, que permitirá aspirar 900 m3/hora de agua de mar, y se prevé que en el procesamiento del mineral se utilice principalmente agua marina. La demanda de agua durante la etapa de operación será de 225,3 m3/h (811 L/s), de los cuales 132 m3/h se destinarán a la planta de óxidos, 446 m3/h para la planta de sulfuros y 180 m3/h para la planta desalinizadora.

Mina Justa construirá terminal multiboyas para usar hasta 900 m3/hora de agua de mar

La planta de óxidos se emplazará en un área aproximada de 16 ha, tendrá una capacidad de procesamiento nominal de 12 Mt/año y un potencial de diseño de 13 Mt/año. El proceso comprenderá los desarrollos unitarios de chancado, lixiviación, extracción por solventes y electroobtención. El producto final de este procesamiento será un estimado máximo de 58 000 t/año de cátodos de cobre.

En el proceso de electroobtención se producirán los cátodos de cobre, los cuales serán lavados y separados de las láminas de cobre. El cátodo se enviará nuevamente a las celdas y las láminas de cobre se transferirán a las cajas de recolección, luego serán empaquetadas antes del despacho. Los reactivos que se utilizarán en la planta de óxidos serán: ácido sulfúrico, floculante, diluyente, extractante, sulfato de cobalto, agente alisador de cátodos, entre otros.

CAT 793D, el glóbulo rojo de ese futuro sistema circulatorio llamado Mina Justa

El proyecto también contará con una planta de sulfuros. La tecnología para sulfuros que utilizará la empresa es la convencional de chancado, molienda y flotación, aunque con rodillos de molienda de alta presión (HPGR, por sus siglas en inglés), como el que se acaba de instalar en Cerro Verde y Toquepala. El molino será Outotec y la tecnología del HPGR, Polysius.

La planta de sulfuros se ubicará en un área de 8 ha con una capacidad de procesamiento nominal de 6 Mt/año. En términos generales, el proceso comprenderá desarrollos unitarios de chancado, molienda, flotación, espesado y filtración del concentrado de cobre.

Mina Justa es un proyecto de cobre de US$1,600 millones ubicada en el distrito de Marcona, en Ica. Se espera que produzca 110,000 toneladas métricas finas de cobre al año cuando alcance operación comercial. El inicio de producción del proyecto se daría en el 2020, luego de finalizar la construcción del mismo.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)