Minera Coimolache presupuesta US$3.1 millones para mejoras en gestión de agua en tajo Mirador

Compañía Minera Coimolache, subsidiaria de Compañía de Minas Buenaventura, ha presentado su quinto informe técnico sustentatorio (ITS) de la unidad minera Tantahuatay, en Cajamarca. Y en este documento la empresa presupuesta US$3.1 millones para mejorar la gestión de agua en la operación.

“Las modificaciones a los procesos propuestos en el presente 5to ITS están orientadas a la optimización en el manejo de agua en el tajo Mirador (canal de colección de aguas de contacto y pozas de sedimentación), optimización del manejo de aguas en el Depósito de Material Estéril Ciénega Norte (poza de sedimentación) y la Modificación del transporte de mineral, material estéril y suelo orgánico del tajo Mirador”, explica la empresa. 

El tajo Mirador presenta un ancho mínimo de la banqueta de seguridad para una altura de banco. La altura de los bancos del tajo Mirador es de 8 metros, el ángulo de banco por temas operacionales y definidos por Compañía Minera Coimolache es de 65°. Las alturas de los taludes varían en cada sector del tajo Mirador, variando entre los 8 m y 64 m. 

La unidad minera Tantahuatay se encuentra ubicada en los distritos de Chugur y Hualgayoc, provincia de Hualgayoc, departamento de Cajamarca, a una altitud que varía entre 3 600 y 4,050 msnm aproximadamente.

El proceso metalúrgico de Coimolache consiste en la lixiviación de mineral rom (producto de la voladura en el tajo abierto) en la pila de lixiviación con solución cianurada. En la planta se realizan dos procesos: Merrill Crowe (precipitación con zinc) y ADR (adsorción, desorción y regeneración con carbón activado). Toda la producción de Coimolache se convierte en barras doré (oro y plata) que son posteriormente comercializadas.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)