Multinacional Enel, a la cabeza de la lucha contra el cambio climático

La multinacional Enel ha sido incluido en la prestigiosa «Lista A» por el cambio climático lanzada por CDP, la organización de impacto ambiental global sin fines de lucro que administra la plataforma más reconocida para monitorear el desempeño empresarial en la lucha contra el cambio climático. La filial española de Enel, Endesa, ha obtenido la calificación A-.

«Nuestra inclusión en la Lista A de CDP es un reconocimiento de nuestro compromiso activo para abordar el cambio climático mediante la promoción de la descarbonización de los sistemas de generación de energía, al tiempo que contribuye a reducir las emisiones en otros sectores a través de la electrificación de la demanda de energía», dijo Francesco Starace, director ejecutivo y gerente general de Enel. «La decisión estratégica que tomamos en 2015 para cambiar a un modelo de negocio sostenible e integrado permitió a Enel posicionarse como un líder en la transición hacia una economía de cero emisiones y prepararnos ante los desafíos del cambio climático».

Según los informes climáticos de CDP, Enel es una de las pocas empresas de alto rendimiento incluidas en la «Lista A» en el 2019. Enel fue reconocido por su gestión y transparencia al tratar con problemas relacionados al clima tanto a nivel ejecutivo como operativo.

El proceso de divulgación y calificación ambiental de CDP, que evalúa a las empresas de A a D-, es reconocido globalmente como el estándar máximo de la transparencia ambiental corporativa. El desempeño de las empresas para abordar el cambio climático se evalúa en función del nivel de divulgación, conciencia y gestión de los riesgos ambientales, así como la implementación de las mejores prácticas relacionadas con el liderazgo ambiental, como el establecimiento de objetivos ambiciosos. En el 2019, más de 8.400 empresas participaron en el proceso de evaluación.

En 2019, Enel fortaleció su compromiso con la acción climática al establecer un objetivo para 2030 para reducir sus emisiones directas de GEI por kWh en un 70%, tomando al 2017 como año base. Para 2022 se espera que el grupo genere 14.1 GW de nueva capacidad renovable y reduzca la producción de carbón en un 74%, con respecto a 2018. A través de estas iniciativas, Enel está incorporando la acción climática en sus decisiones estratégicas y operaciones para liderar la transición energética. 

El grupo está activamente comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, con alrededor del 95% de sus inversiones totales de 28.700 millones de euros para 2020-2022 directamente dirigidos a los ODS 7 (Energía Asequible y Limpia), 9 (Industria, Innovación e Infraestructura) y 11 (Ciudades y comunidades sostenibles), todos contribuyendo al logro del ODS 13 (Acción por el clima). Se espera que Enel invierta más del 50% (14.400 millones de euros) de su gasto de capital total en descarbonización, respaldando el objetivo del Grupo de descarbonizar completamente su combinación de tecnología para el 2050.

Enel atrae cada vez más la atención de los Inversionistas Socialmente Responsables (ISR), cuya participación en la compañía está creciendo constantemente, representando aproximadamente el 10.5% del capital social del grupo en 2019, un 78% más en comparación con 2014. 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)