Nexa estudia aplicar su exitosa tecnología de relavera seca en Magistral o Pukaqaqa

Cerro Lindo (Ica) es una mina polimetálica y modernísima. Recircula prácticamente el 100% del agua que utiliza y lo hace con agua de mar y también su relavera es “sostenible” dado que es un páramo, una extensión de tierra prácticamente seca.

“La relavera de Cerro Lindo está prácticamente seca, con 4% de humedad”, afirma Edgar Quiroz Villón, jefe de Ingeniería Civil de Nexa Resources, en una entrevista en el Cuarto Congreso de Relaves Perú 2019, realizado por la empresa DEEV. “ Es sostenible porque tiene cero riesgo de colapso la presa porque todo ella es esencialmente arena; la arena, por su propio peso, se asienta”. Y añade: “En la relavera de Cerro Lindo hay una humedad mínima, pero la óptima para poder compactar el terreno”. 

La relavera de Cerro Lindo es seca porque la minera extrae el agua también de ella. Son dos actualmente las operaciones de Nexa que cuenta con esta tecnología de relaveras secas: una de ellas se construye en Brasil (Aripuana) y la otra está en Cerro Lindo, pero la corporación apunta a transformar todos a secas. “No es posible un Brumadinho en Cerro Lindo; el agua es el enemigo del relave”.

“Estamos estudiando aplicar esto a los nuevos proyectos greenfield como Magistral (Áncash) y Pukaqaqa (Huancavelica); aún no hemos tomado la decisión de usar esta tecnología; dependerá de la geografía, la condición del lugar, la capacidad de los equipos y otros factores”, dijo. 

La situación es diferente en las relaveras de El Porvenir y Atacocha, que ahora forman una unidad. En estas operaciones mineras, el agua en las relaveras ocupa el 30% del contenido. Sin embargo, Edgar Quiroz revela a este medio que están en proceso estudios para reducir cuanto antes la cantidad de líquidos allí.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)