«Nosotros no tapamos los errores»: Petroperú revela sobrecostos de Refinería de Talara

El retraso de la ejecución de la Refinería de Talara ha tenido “impactos negativos” ocasionados por “diversas disrupciones” entre los años 2014-2018, y hoy Petroperú, petrolera estatal liderada ahora por Carlos Paredes Lanatta, ha admitido que existen “costos adicionales”.

El retraso en la adjudicación de la construcción de las unidades auxiliares (de aproximadamente tres años) fue el principal factor disruptivo, pues generó la postergación del comisionado y las pruebas de arranque de las unidades de proceso, dijo el presidente de la empresa pública.

“Nos merecemos una respuesta de por qué se produjo este retraso”, dijo hoy el máximo directivo de la petrolera, en una conferencia de prensa, un giro imprevisto dado que Paredes Lanatta, según propia confesión, pensaba comunicar esto a la Comisión de Energía y Minas del Congreso, pero este ha sido disuelto por el presidente Martín Vizcarra.

“Nosotros no tapamos los errores, los hacemos públicos”, refirió un encendido Carlos Paredes esta mañana desde el piso 22 de la sede de Petroperú. “¡Cómo se pueden tomar decisiones si cambian las cabezas con mucha frecuencia y abortan los concursos cada mes”, añadió. 

Un cálculo a pluma alzada de Paredes Lanatta pone en evidencia elevadísimos sobrecostos en la ejecución del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT). “La demora efectiva de 18 meses nos da como resultado un costo económico superior a los US$500 millones por ineficiencias”, dijo. “Hay temas de negligencias que deben ser investigados”.

Los acuerdos con la empresa Técnicas Reunidas y el Consorcio Cobra – SCL fueron revisados por la Contraloría General de la República durante cerca de cinco meses. Estos son los mecanismos adoptados por Petroperú para “minimizar los costos a futuro” del proyecto, así como el plazo de la culminación de la obra.

Las decisiones tomadas, indicó Paredes Lanatta, evitan futuros sobrecostos por no operar la nueva refinería y la preservación y el mantenimiento de los equipos instalados, los cuales implicarían un costo económico total para Petroperú  de US$ 32 millones mensuales.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)