Odebrecht reniega de su corrupto pasado y ahora se llamará OEC

Odebrecht reniega de su corrupto pasado y ahora se llamará OEC

La constructora y corruptora brasileña Odebrecht, división del grupo homónimo y protagonista de un escándalo de dimensiones continentales, reniega de su nombre y de su pasado, y por tal razón ha decidido iniciar una nueva vida, recomenzar. A partir de ahora se llamará OEC. “Odebrecht Ingeniería y Construcción anuncia la renovación de su marca adoptando ahora las iniciales OEC”, señaló la compañía en un comunicado.

Odebrecht (mientras nos acostumbramos a OEC) ha reconocido ser la empresa corruptora en una zona geográfica aparentemente fértil en corrupción como Latinoamérica. La empresa, otrora ejemplo de desarrollo, innovación y cultura organizacional, es hoy un paria en el mercado financiero por decir la verdad, por sincerarse y por mostrarnos el verdadero rostro (y el abultado y deshonesto bolsillo) de nuestros líderes: dio sobornos a cambio de megaproyectos, tanto a gobiernos de derechas como de izquierdas.

El cambio forma parte del proceso de reestructuración y transformación de la empresa. La nueva identidad visual, desarrollada por la consultora Keenwork y que se empezará a utilizar a partir de este mes en todas las comunicaciones de la compañía, utilizará el verde, el azul y el gris, dejando de lado el rojo corrupto con el que era  asociada la empresa brasileña que ganó cuanta licitación quiso con su refinado modelo de negocio: pagar mucho a muchos políticos cuya debilidad era lo superfluo.

La constructora destacó en la nota algunas de las medidas que ha implementado en los últimos años para mejorar su gobernanza, como «la implementación de un nuevo sistema de conformidad, la incorporación de consejeros independientes», además de un «proceso de sucesión que promovió a una nueva generación de líderes».

También recordó los acuerdos firmados con las autoridades de ocho países (Brasil, Estados Unidos, Suiza, República Dominicana, Panamá, Ecuador, Perú y Guatemala), en los que reconoce las prácticas ilícitas cometidas, el aporte de pruebas de las mismas y el pago de multas millonarias. «Fue un camino intenso que nos permitió iniciar un proceso de reconstrucción de confianza y cuyos resultados ya están apareciendo en forma de importantes conquistas de nuevos proyectos desde el año pasado», afirmó el presidente de la empresa , Fabio Januário. Ver para creer