Pampacancha y demás depósitos satélites continúan siendo foco de Hudbay en Perú

Pampacancha y demás depósitos satélites continúan siendo foco de Hudbay en Perú

«En Perú, nuestro enfoque continuará siendo el acceso al depósito satelital Pampacancha de alto grado mientras avanzamos las discusiones con las comunidades hacia el noroeste para explorar las otras propiedades satelitales», acentuó la empresa de capitales canadienses, Hudbay Minerals. 

A inicios de mayo último, el consejero delegado de la empresa, Alan Hair, reveló, en una reunión con analistas de inversiones, que el inicio de la producción del proyecto Pampacancha se había aplazado para el año 2020, ya que en aquel momento se habían reportado demoras en las negociaciones con una comunidad cercana al yacimiento. 

“Sería sensato pensar que para mediados de ese año estaríamos en la posición de minar”, barajó el experimentado ejecutivo de minas.

El plan de Hudbay con Pampacancha es ponerla en producción lo más pronto posible para «añadir valor a Constancia».

Antes de emprender el citado proyecto minero, Hudbay deberá realizar el proceso de consulta previa con los habitantes de la comunidad local Chillarajo, ya que esta “fue añadida a la lista de comunidades designadas como indígenas por el Ministerio de Cultura”. 

Según la empresa minera, el trámite de consulta previa, sumada a la consulta entre el Gobierno y la comunidad, tomará entre tres a seis meses «luego de alcanzar un acuerdo con Chillarajo».

El origen de Constancia se remonta al 2011, año en que el yacimiento fue comprado por Hudbay Minerals. En 2014 culminó su construcción previo a una inversión de US$ 1.7 mil millones y en 2015 inició la producción comercial.

Constancia es la mina de cobre 100% propiedad de Hudbay en Perú. Está ubicada en la provincia de Chumbivilcas y consiste en los depósitos de Constancia y Pampacancha.