Perú dejó de emitir 50 millones de toneladas de CO2 tras transición energética al gas natural

Perú dejó de emitir 50 millones de toneladas de CO2 tras transición energética al gas natural

Más de 50 millones de toneladas de CO2 es lo que dejó de emitir el Perú luego de cambiar gran parte de su matriz energética al gas natural, considerado como la fuente de energía más limpia, menos contaminante y con menor contenido de carbono de todos los combustibles fósiles.

«(El gas natural) ha tenido un impacto positivo porque ha permitido un cambio en la matriz energética del Perú, pues el 40% de la energía eléctrica se genera en base al gas producido en Camisea», informó el Consorcio Camisea, el cual está integrado por las empresas Hunt Oil, SK Corporation, Tecpetrol y Sonatrach.

El yacimiento Camisea inició sus actividades de extracción hace 15 años. Entre el 2004 y 2018 se convirtió en la principal fuente de gas natural del país, con una producción de 5,6 millones de pies cúbicos de gas; y 345 millones de barriles líquidos de gas natural.

Aparte del aspecto ambiental y operativo, el Consorcio Camisea destacó que en los últimos 15 años entregó más de US$8.000 millones en regalías, monto que representa cerca del 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB) de Perú.

A escala social, «el beneficio de su producción ha impactado directamente en la economía familiar de los peruanos porque el gas natural es 57% más económico que la gasolina y 50% más que el diésel», subrayó la compañía.

“Durante estos 15 años, el gas de Camisea generó más de US$30.000 millones en ventas, creó 44.000 empleos directos e indirectos e invirtió más de US$5.000 millones, además de la inversión en RSE y los programas de desarrollo que benefician a las poblaciones ubicadas en sus zonas de influencia”, explicó.