Piratería en la industria del gas licuado afecta a 8 millones de hogares

Piratería en la industria del gas licuado afecta a 8 millones de hogares

El presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH), Felipe Cantuarias, aseguró que la industria licuado atraviesa una grave crisis económica, producto de la creciente informalidad e ilegalidad, que amenaza superar el 40%.

Este escenario, a consideración del especialista, también afecta a los 8 millones de hogares que consumen GLP para cocinar o calentar el agua, pues podrían no recibir el pesado exacto o un producto seguro.

Asimismo, otros perjudicados son el Estado, por la evasión fiscal, y las empresas envasadoras y distribuidoras por la competencia desleal.

En tal sentido, propuso incorporar el gas a granal en el FEPC (Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles), a fin de eliminar el contrabando interno, y aprobar las reformas contra las prácticas ilegales o informales, y extender el sistema de percepciones (retención tributaria) en toda la cadena de comercialización, especialmente en las plantas envasadoras, que además deberían operar con factura electrónica.

Del mismo modo, planteó incrementar la fiscalización ambiental de la Sunat para reducir la evasión tributaria, especialmente de los Impuestos General a las Ventas y de la Renta, y de la Sunafil, para eliminar la informalidad laboral en la cadena.

Usuarios prefieren GLP

Por otro lado, informó que en el 2018 creció el consumo de gas licuado de petróleo en 5.7%, por encima del crecimiento de la población y la economía.

«Este aumento es una calra demostración de la preferencia del consumidor peruano por el gas licuado, un combustible seguro, que no contamina y que llega a todas partes del Perú con una sofisticada red de distribución», indicó.

Felipe Cantuarias fue expositor del 13° Encuentro Nacional del GLP, organizado este marte 14 de mayo.