Presupuestan US$52.9 millones para mejoras (tuberías, sistemas de filtraciones y otros) en Toquepala

En febrero, Southern Copper presentó el Primer Informe Técnico Sustentatorio de la Unidad Minera Toquepala. El documento corresponde al primero luego de la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (en adelante EIA) Ampliación de la Concentradora Toquepala y Recrecimiento del Embalse de Quebrada Honda. En ella consigna que la minera del Grupo México proyecta desembolsar US$52.9 millones en diversas mejoras en la operación situada en la región de Tacna.

Algunas de estas mejoras será el reemplazo de la tubería de PLS e instalaciones asociadas. “Se tiene la necesidad de reemplazar la tubería de impulsión de PLS existente debido a que esta se encuentra desgastada por su uso a través de los años, además dicho reemplazo permitirá reducir los riesgos asociados al transporte de PLS”, indica la empresa en el documento.

La corporación también propone optimizar el sistema de tratamiento de agua potable, reemplazando el sistema de dosificación de cloro existente “por un módulo de tratamiento de agua potable (ósmosis inversa), el cual será capaz de tratar 15.4 m3 /día de agua, de modo que pueda abastecer de agua potable a los usuarios del campamento Suches”.

La empresa también contempla implementar un sistema bottom loading para mejorar la descarga y abastecimiento de combustible en la zona de Quebrada Honda.

Southern, con el fin de mejorar y optimizar las operaciones mineras, tiene planificado realizar estudios metalúrgicos de lixiviación de los concentrados de cobre de la unidad minera Toquepala. Para ello propone la implementación de “un módulo metalúrgico de pruebas que permitirá procesar los concentrados de cobre mediante la vía hidrometalúrgica”.

Uno de los focos de Southern en el corto plazo son las mejoras en el sistema de manejo de filtraciones del embalse de relaves de Quebrada Honda. La minera requiere “instalar un sistema de neutralización adyacente a las pozas de almacenamiento”, las cuales recepcionan las filtraciones aguas abajo del dique principal de la relavera. Los trabajos, por cierto, también incluyen la reubicación de la subestación eléctrica de Quebrada Honda, además de un “nuevo trazo de línea de transmisión eléctrica 13.8 kV”.

“Se requiere reubicar la subestación eléctrica Quebrada Honda fuera del área inundable del embalse de relaves Quebrada Honda y mejorarla mediante la incorporación de transformadores de potencia de 30MVA. También se requiere un nuevo trazo para la línea de transmisión eléctrica 13.8 kV”, esclarece la minera.

 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)