«Puede que en 2024 un coche convencional valga lo mismo que uno eléctrico»: Engie Chile

Además del apoyo de los gobiernos con normas y de los consumidores, la masificación de los autos eléctricos en la región pasa por el precio de las baterías. Rodrigo Sánchez Sepúlveda, gerente de Movilidad Sustentable de Engie Chile, sostiene que un vehículo eléctrico sigue siendo más caro que uno convencional, pero el momento de quiebre, añadió, podría llegar en el 2024 o antes.

La caída en un período corto de tiempo del precio de la batería para coches enchufables ha sido “brutal”, dijo el ejecutivo, durante su exposición en el congreso Electrotransporte 2019, que fomenta el transporte de cero emisiones, hoy en el campus de la Pontifica Universidad Católica del Perú. “Una batería podía valer US$22,000 hace unos años y ahora está por el orden de los US$5,000” para un coche turismo, sostuvo. “Se espera que el quiebre se dé en 2024, época en que un coche convencional valga lo mismo que uno eléctrico, y puede que antes”.

Engie ha financiado la electromovilidad en Chile con una contribución de 100 buses eléctricos para la ciudad de Santiago. En Perú, actualmente, la empresa posee un bus urbano que empezó a operar el año pasado, obteniendo un recorrido total de 1,713 km y un ahorro en costos de energía de US$ 1.6 por día.

En minería también se encuentra la electromovilidad. Engie instaló el primer bus eléctrico en Cerro Corona, operación de Gold Fields situada en Cajamarca. Alcanza un recorrido de 162 km por día y un costo de consumo de US$ 5.3 por día. Engie anhela ser el líder mundial en la transición a cero carbono “como servicio”.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)