Raúl Jacob: «La gran mayoría no está participando con quienes protestan contra Tía María»

Esta mañana la Cámara de Comercio Canadá-Perú ha organizado un desayuno e invitado para dar una charla a Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas de la minera Southern Copper. Ha hablado ampliamente de los proyectos de la minera y extensamente de Tía María, el proyecto de US$1,400 millones que la empresa planea construir en la provincia de Islay, en la región Arequipa, luego de conseguir el lunes pasado la licencia de construcción. 

El ejecutivo sostuvo que la oposición y los opositores al proyecto, si bien aún existen en la zona, han perdido fuerza, y para demostrarlo soltó cifras de las recientes protestas en contra del proyecto minero de cobre y las comparó con las del 2017. “La gran mayoria no está participando con quienes protestan contra Tía María”, dijo. “Hemos avanzado bastante, cambiamos de un enfoque filantrópico a uno más centrado en los valores compartidos”.

Según Raúl Jacob, tras el anuncio del permiso de construcción de Tía María otorgado por el Ejecutivo, han notado “una relativa tranquilidad en el valle de Tambo” comparado con las manifestaciones del primer trimestre de 2017. En ese entonces, rememoró, “las marchas (en contra de Tía María) tenían más de mil personas, mil 400, mil 500 y ayer, en Deán Valdivia (distrito de la provincia de Islay), hubo una protesta con 152 personas opositoras al proyecto, y en la zona vive 52,000”, refirió Jacob. “Y lo mismo hemos visto en Cocachacra (otro distrito de Islay)”. Y añadió: “Hubo una marcha, cuando se supo que habíamos conseguido el proyecto, de 350 personas; nosotros vemos que esto está dentro de lo que es razonable”.

Sostuvo el ejecutivo de la minera Southern, además, lo siguiente: “El derecho a protestar lo tenemos todos si no estamos de acuerdo con algo, pero a lo que no se tiene derecho es actuar de manera violenta, y esperamos que en ese sentido las autoridades cumplan lo que son sus funciones si es que se diera el caso”.

Southern Copper ha reiterado que Tía María no tendrá impacto alguno en el valle de Tambo, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa, porque la empresa “nunca tomará o devolverá agua al río Tambo”. “No vamos a estar en el valle, no vamos a usar agua del río tampoco ni devolver nada allí, no vamos a perjudicar la actividad agricultura sino al contrario”, mencionó su vicepresidente de Finanzas Raúl Jacob.

Diversas instituciones y entidades se han mostrado a favor de la ejecución de Tía María. El presidente del Banco Central de Reservas (BCR), Julio Velarde, en un acto protocolar de presentación de una nueva ilustración en la moneda nacional, sostuvo que el Gobierno debería entregar la licencia de construcción al proyecto Tía María (Arequipa), de la minera Southern, dado que esta ha cumplido con todos los pasos para obtenerla.

De la misma opinión ha sido la Confiep. En una reciente entrevista la presidenta de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas María Isabel León dijo: “Le hemos pedido al presidente dos señales importantes. La primera es darle licencia al proyecto Tía María, en Arequipa, que ha cumplido con todo el proceso de legalidad para obtener su licencia de construcción y está a la espera porque ya se le vence el plazo de vigencia del estudio de impacto ambiental (EIA)”.

En contra del proyecto se han manifestado repetidamente autoridades de Arequipa, salvo el vicegobernador regional. En declaraciones al diario Correo, Walter Gutiérrez Cueva se mostró a favor de la inversión minera en la región y particularmente del proyecto de Southern Copper. El funcionario admite que existe una gran necesidad de la inversión minera para generar proyectos y obras no solo en la región, sino especialmente en la provincia de Islay. “Yo respeto la posición del gobernador, pero en mi opinión Tía María sí debe ir, y el pueblo tiene que entender que no se trata de un capricho sino de una necesidad”, sostuvo Gutiérrez.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)