«Reafirmamos que PetroTal no ha causado ninguna contaminación»

Los pobladores de las comunidades cercanas a la localidad de Bretaña (Loreto), en donde opera la petrolera canadiense PetroTal, acusan a esta de haber contaminado tres lagunas: Asipalillo, Marianillo y Zapoteyacu. Y por tanto solicitan ser compensados por los supuestos daños al medio ambiente.

Al respecto, Ronald Egúsquiza, gerente general de la empresa, negó tajantemente estas afirmaciones. «Respecto a los supuestos daños ocasionados a las cochas, reafirmamos que PetroTal no ha causado ninguna contaminación y que siempre hemos sido cuidadosos con la protección al medio ambiente, además de que no se han realizado trabajos en la zona desde el 2015».

Los trabajos en la operación petrolera volvieron a la normalidad en el lote 95  el martes 25 de marzo, a las 2:30 pm, según refirió a este medio Ronald Egúsquiza, tras la detención de las labores en el campo Bretaña producto de una protesta de los pobladores de las cercanías que demandan servicios básicos y hasta la construcción de un estadio.

El lote 95 produce unos 2.000 barriles de petróleo por día desde que comenzó a operar en junio del 2018, según la empresa. Recientemente, PetroTal Corp. comenzó los trabajos de perforación de un segundo pozo en el área de Bretaña.

Los trabajos se concentran en la formación Vivian, en la que han detectado una amplia columna de petróleo. Comunicó la empresa que los trabajos, en la formación Vivian, al norte del campo Bretaña, comenzaron el 26 de febrero.

PetroTal tiene planeado alcanzar unos 3,040 metros de profundidad para alcanzar los recursos hidrocarburíferos. Las labores tomarán en total 45 días. Este pozo es parte de un programa de tres diseñado para llevar la producción por encima de los 5,000 barriles diarios a mitad de 2019.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)