Relavera de Quellaveco contará con tecnología para monitorear microsismos: Anglo American

Tony O’Neill, director técnico de Anglo American, en una reciente presentación sobre el desempeño sustentable de la empresa, dijo que la minera global está introduciendo una tecnología satelital en Quellaveco que supervisará los microsismos en la base de la relavera para mitigar los riesgos de colapso, tras lo acontecido en Brasil con una presa de la minera Vale.

En este proyecto de cobre de US$5,300 millones, situado en la región de Moquegua, la empresa y su socia Mitsubishi también ambicionan implantar una tecnología a gran escala en recuperaciones de partículas gruesas, dijo Tony O’Neill en un documento al que esta revista ha tenido acceso. “Estamos haciendo mucha ingeniería al respecto”, sintetizó. “El objetivo es deshacernos de las presas relaveras”. Esta idea está aún en el aire aunque sí se planea ejecutar en la operación El Soldado, en Chile.

Tony O’Neill sostiene en el documento que Anglo ha desarrollo “una nueva técnica en geofísica llamada prueba de resistencia pasiva (passive resistivity surveys)”. Con esto, Anglo puede determinar cuánta agua hay realmente en la relavera. El agua, según los entendidos, es el peor enemigo de estas estructuras. “Nadie más en la industria lo hace”, añadió.

El ejecutivo de Anglo también dio alcances de la tecnología de fibra óptica que utiliza la minera global para supervisar el buen estado de sus relaveras alrededor del mundo. La fibra óptica también aporta datos sobre posibles filtraciones y hasta deformaciones de la infraestructura. Anglo afirma que todas estas nuevas tecnologías habrá en Quellaveco.

Quellaveco comenzó su construcción oficialmente a mediados del 2018. Será una operación minera con una vida útil de 34 años. Producirá 300,000 toneladas métricas finas de cobre y 6,000 de molibdeno.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)