Romina y Carhuacayán, los avanzados proyectos que potenciarán una mina de Volcan

Los proyectos Romina y Carhuacayán le darán un soplo de vida a  la unidad minera Alpamarca, de Volcan Compañía Minera.

Volcan adquirió el proyecto Romina (provincia de Huaral, departamento de Lima) en 2016 y hasta el 2018 perforó 20,436 metros que, según Volcan, “confirmaron mineralización en Puagjanca”.

Romina es un proyecto polimetálico de zinc, plomo y plata a solo 15 km al noreste de la unidad minera Alpamarca. “La cercanía con Alpamarca  permite tratar el mineral en la misma planta”, alegan desde la minera, en una presentación de sus últimos resultados financieros. El proyecto ha culminado su estudio de prefactibilidad y ahora trabaja en el de factibilidad, y también tramita el EIA.

El otro gran proyecto brownfield es Carhuacayán (provincia de Yauli, departamento de Junín), que complementará a Romina como un futuro depósito que alimentará la planta concentradora de Alpamarca. Carhuacayán es un depósito con mineralzación polimetálica de zinc, plomo y plata formado en calizas, a 20 km al este de Alpamarca.

De 2016 a 2018, Volcan perforó 26,921 m allí con la finalidad de definir recursos en La Tapada y explorar otras áreas para incrementar el potencial del proyecto. Actualmente Volcan trabaja en la ingeniería conceptual del yacimiento Carhuacayán.

Alpamarca (Junín) produce plomo, zinc, plata y cobre, y está conformada por el tajo abierto Alpamarca, la mina subterránea Río Pallanga y una planta concentradora con capacidad instalada de 2,625 toneladas de mineral por día.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)