Salud ocupacional, una nueva estrategia para la gestión de riesgos laborales

Por Víctor Lavalle,  gerente adjunto de Riesgos Laborales y Prevención de La Positiva

Hoy en día, independientemente del sector económico o la actividad laboral que se realice, los colaboradores están expuestos a accidentes y enfermedades. De acuerdo a cifras del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) solo en mayo del 2019 se han registrado más de 3151 notificaciones entre accidentes mortales, accidentes de trabajo (no mortales), incidentes peligrosos y enfermedades ocupacionales en todo el país.

En ese escenario, el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgos (SCTR) cubre las consecuencias de accidentes laborales y enfermedades ocupacionales, mas no evita que estos ocurran. Es por ello, que las empresas deben desplegar diferentes actividades con la finalidad de mitigar los riesgos de sus operaciones, ya sea de acuerdo a la ley general de seguridad y salud ocupacional o por las normas sectoriales cuando corresponda. Esto es fundamental, ya que muchas de las secuelas, accidentes y enfermedades son irreversibles como sorderas, afectaciones músculo-esqueléticas, neumoconiosis, amputaciones traumáticas, entre otros, quedando afectados por el resto de sus vidas.

De acuerdo a cifras del sector asegurador, el 25% de los descansos médicos ocurren por accidentes y enfermedades generadas durante el ejercicio de labores. Así, la gestión de salud ocupacional ha comenzado a cobrar un papel más importante; y cada vez son más las empresas que están apostando por esta nueva estrategia en la gestión de seguridad; enfocando su accionar en este aspecto.

Es así que las compañías han comenzado a implementar programas y proyectos orientados a mejorar las condiciones en las que laboran los trabajadores, optimizando el espacio con medidas que van desde la implementación de pintura aislante contra el ruido que producen las maquinarias hasta proporcionar sillas ergonómicas para el correcto desempeño y comodidad de los trabajadores.

Estas iniciativas no solo contribuyen con incrementar la productividad de los colaboradores, sino también con garantizar su bienestar, proporcionándoles un ambiente seguro, reduciendo las probabilidades de impacto negativo hasta en un 50%.

Muchas veces uno de los principales obstáculos que existen para la implementación de estas iniciativas, se relaciona con la implicancia a nivel del negocio. Si bien toda acción y proyecto requiere de un esfuerzo a nivel de compañía, esto no es más que una inversión a futuro, pues las medidas de seguridad y salud logran resultados a mediano e incluso a corto plazo.

En La Positiva contamos con el programa de vigilancia médica. Esta herramienta, única en el mercado, monitorea el estado de salud de los trabajadores permitiendo identificar a aquellos que se encuentran en etapas iniciales de enfermedades ocupacionales, de manera que se puedan tomar medidas de control, impidiendo que la enfermedad genere secuelas graves en el trabajador, lo que de forma secundaria evita dos consecuencias económicas a la empresa, pólizas más costosas por siniestralidad y costos indirectos por demandas por daños y perjuicios que los trabajadores presentan luego de recibir el beneficio por la póliza de SCTR.

Gracias a la implementación de vigilancia médica, los clientes de la compañía han logrado mejorar sus índices de siniestralidad, reduciéndolos hasta cerca de un 40%

Los colaboradores cumplen un papel de vital importancia para el desarrollo de las empresas y por ello los empleadores deben optar por ejecutar iniciativas de ambas partes para lograr lo que está empezando a ser la tendencia global, que es el concepto de Empresa Saludable.

 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)