Sapet alista varios cambios para anticipar su creciente producción petrolera del 2017-2023

Sapet alista varios cambios para anticipar su creciente producción petrolera del 2017-2023

Para manejar el incremento de la producción proveniente de la campaña de perforación 2016-2023 y mejorar la operatividad de las instalaciones de los lotes VII y VI, Sapet, la sucursal peruana de la asiática CNPC, prepara una serie de propuestas valorizadas conjuntamente en 75,000 dólares, según indica la plataforma web del Senace.

Para ello, Sapet presentó a la entidad de certificación ambiental un Informe Técnico Sustentario (ITS) a fin de que evalúe los impactos no significativos que generará el proyecto.

¿Cuáles son estos planes? El primero de ellos consiste en facilitar la perforación de 26 pozos de desarrollo mediante la ampliación de sus respectivas áreas de locación, de 5,115 m2 (55mx93m) a 7,650m2 (85mx90m) como máximo por cada pozo de desarrollo, con la finalidad de adaptar la actividad de perforación a la tecnología actual que usan los equipos de perforación.

No solo ello. También pretende modificar la ubicación de 21 pozos de desarrollo aprobados, con el fin de tener una mayor accesibilidad a los pozos a fin de minimizar los riesgos estructurales y evitar, de esta manera, tener pozos sin producción de hidrocarburos.

En la lista de propuestas también figura la modificación de los accesos correspondientes a 26 pozos de desarrollo, a fin de conectarlos con vías y caminos existentes.

Además, propone modificar el trazado de las líneas de conducción aprobadas de 23 pozos de desarrollo, conectando estos pozos a manifolds de campo y baterías de producción existentes, para dar mayor
operatividad a la producción de hidrocarburos en cada batería de producción.

Durante la etapa de construcción del proyecto, serán movilizados, desde la ciudad de Talara, personal, equipos, maquinarias y materiales, mediante camionetas 4 x 4 y vehículos pesados. hacia las zonas de trabajo en los lotes VII y VI.

Sapet aclaró, según el ITS, que la modificación y ampliación de locaciones, pozos de desarrollo, accesos y líneas de conducción no afectarán centros poblados ni localidades no consideradas en el EIA aprobado, tampoco dentro de alguna área natural protegida, ni afectará/involucrará a zonas arqueológicas.

En enero de 1994, Sapet inició operaciones en el lote VII, y en octubre de 1995 hace lo propio en el lote VI, ambos lotes ubicados en la ciudad de Talara, cuyo campo petrolífero cuenta con una historia de desarrollo de más de 100 años.