Se estiman inversiones por US$47,552 millones en minas de tajo abierto en Perú

Según el tipo de mina, el método más utilizado por los proyectos mineros en cartera en el Perú es el tajo abierto, debido a que la recuperación del volumen del mineral explotable es mayor y los niveles de riesgo en el trabajo, así como los costos por tonelada movida, son más bajos.

Alrededor de 28 minas en el país optarían por este método con una inversión de US$47,552 millones, representando el 82% del total de inversiones en cartera. De estos proyectos, tres corresponden a proyectos de explotación de minerales no metálicos como Fosfatos Mantaro (US$ 850 millones), Fosfatos Pacífico (US$ 831 millones) y Bayovar 12 (US$ 168 millones), que emplean minado a tajo abierto.

Con respecto al método de mina subterránea, en once minas se empleará este método con una inversión equivalente a US$ 2,765 millones, con una participación del 5%. Es de resaltar al proyecto Los Calatos (US$ 655 millones) operado por Minera Hampton Perú S.A.C. y El Padrino e Hilarión (US$ 470 millones) operado por Nexa Resources Perú S.A.C., quienes poseen los mayores montos de inversión en minería subterránea.

Además, existen cinco proyectos que utilizarán ambos métodos, tanto explotación a tajo abierto como subterránea, dentro de este grupo se cuenta con Yanacocha Sulfuros (US$ 2,100 millones), Haquira (US$ 1,860 millones) e Integración Coroccohuayco (US$ 590 millones) que integra una nueva área de mina (superficial y subterránea) y mantiene sinergias con componentes de Tintaya y Antapaccay ya en funcionamiento, considerando mejoras y ampliaciones en la zona.

Finalmente, Rondoní (US$ 250 millones) y Macusani (US$ 800 millones) aún no definen qué método emplearán. Es más, Relaves B2 San Rafael, por el hecho de ser un proyecto de reaprovechamiento de relaves, no aplica a ninguno de los métodos convencionales.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)