Si todo sale bien, Shougang Hierro Perú duplicará su producción desde el 2019

Si todo sale bien, Shougang Hierro Perú duplicará su producción desde el 2019

La minera Shougang Hierro Perú inauguró la ampliación de sus operaciones en Marcona (Nazca, Ica). La empresa de capitales chinos ha invertido en estas obras un total de US$1,100 millones que añadirán miles de toneladas de mineral de hierro a la producción nacional, que entre enero y junio cerró con un crecimiento de 9.8%, según cifras oficiales.

Lo que ambicionaba Shougang era duplicar su producción y ahora, con el estreno de su nueva infraestructura, producirá 20 millones de concentrados de hierro al año, aunque en un momento en el que el precio del commodity no es de los mejores. Hoy la tonelada cotiza por encima de los US$64, muy lejos de sus picos de años anteriores cuando superaba con relativa facilidad los US$130.

El ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, estuvo presente en la ceremonia de inauguración de la ampliación de la mina que generó más de 4,000 puestos de trabajo directo e indirecto. Luego el funcionario recorrió las instalaciones de la nueva planta de beneficio y la planta desalinizadora (en ambas estructuras la empresa invirtió un total de US$500 millones), acompañado de Kong Aimin, presidente del directorio y gerente general de Shougang. Aimin sostuvo que la empresa que dirige, de 1993 a la fecha, ha invertido en el país unos US$2,000 millones y brindado US$1,500 millones al fisco a través del pago de impuestos y otras contribuciones. Shougang, insistió Kong Aimin, ha desembolsado US$1,400 millones en compras locales desde los años noventa.

Después de cuatro años de obras, finalmente la empresa minera Shougang Hierro Perú culminó todos los trabajos que corresponden a la ampliación de producción de hierro en sus operaciones. La empresa ahora se apresta a realizar las pruebas operativas, actividades que se llevarán a cabo hasta finales de año.

La ampliación de la mina se realizó en dos etapas. La primera comenzó en agosto de 2014 y culminó a fines del 2016. Shougang invirtió en este proceso unos US$600 millones. La segunda etapa, que contempló la construcción de la planta de beneficio y la planta desalinizadora, comenzó en junio de 2016 y fue concluida en julio último.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)