Siemens Perú: «Ya no pensamos en vender la turbina, sino en ofrecer soluciones holísticas»

El futuro será verde o no será. De esto están convencidos en la transnacional Siemens.  Y esto lo constata Santiago Bautista, jefe de Generación de Energía para Perú y Venezuela de la compañía de origen alemán. Latinoamérica es El Dorado para las fuentes de energía renovables, tanto las convencionales y las no convencionales porque “tiene un enorme potencial de recursos naturales”, refiere el ejecutivo. “Y Siemens tiene ofertas tecnológicas para cualquier fuente de energía, incluso para los momentos insólitos como inundaciones y sequías inesperadas con sistemas de fast power, unidades que se montan en tres semanas y proporcionan 45MW en promedio, de energía eléctrica, por ejemplo”.  

La demanda de energía en el Perú ronda los 6,000 MW y la mitad de ella proviene de hidroeléctricas y casi una misma cantidad se obtiene del gas natural. Una muy pequeña porción, un escaso 5%, se origina en fuentes como la eólica y solar. Siemens refiere que quiere contribuir con el cambio de la matriz peruana, y que las renovables no convencionales ganen más protagonismo. “Siemens es un convencido del que futuro es verde y eléctrico, totalmente”, afirma Santiago Bautista. “Nuestro portafolio está diseñado para liderar la transición del mundo hacia la descarbonización, y encabezar también la industria cuando culmine la descarbonización”.

El avance de la energía verde será producto también de la digitalización.

La caída de los precios de la electricidad generada por el viento y la energía solar, así como de las energías renovables continuas -como la geotérmica, la biomasa y la hidroelectricidad-, ha ayudado a facilitar la viabilidad comercial de estas nuevas fuentes de energía en todo el mundo, y Sudamérica y el Perú no son la excepción.  A todos estos se suma además el “hidrógeno verde”.

Este año, en la lejana Dubai, la empresa ha sido contratada para llevar a cabo un proyecto piloto de hidrógeno verde a escala industrial. Se trata del primero de su tipo en Oriente Medio. El proyecto será impulsado por energía solar fotovoltaica. Su desarrollo responde a un pedido de la Autoridad de Electricidad y Agua de Dubai (Dewa) e implica la electrolización del agua en oxígeno e hidrógeno, utilizando electricidad generada por energía solar. Se probarán varios usos del hidrógeno durante el proyecto.

Ha cambiado la estrategia de Siemens de un tiempo a esta parte. “Ya no pensamos en vender la turbina o la celda sino en ofrecer un todo, nos enfocamos en la energía distribuida y la digitalización, en soluciones holísticas, este nuevo mundo exige que evolucionemos con el cambio”, asevera desde las oficinas de la empresa en Lima. Bautista Herman, natural de Venezuela, conjetura que buena parte del cambio es fomentado por la presión de los clientes finales de las diversas industrias. Desde los fabricantes de autos hasta los productores de teléfonos inteligentes, la materia prima que buscan debe ser lo menos nociva para el planeta y su inocencia debe estar respaldada por una mínima huella de carbono. “La sociedad y el mercado en su conjunto nos presionan para ser verdes y descarbonizar”, admite. 

El avance de la energía verde será producto también de la digitalización. Este es un cambio severo que Siemens ha corroborado. Con la digitalización se acelerará la alternancia de fuentes de energía. Y también variará la naturaleza del despacho. Hace poco, en Ecuador, la corporación se adjudicó un proyecto de gran importancia en las Islas Galápagos para sustituir el diésel por energías renovables y ayudar a que el lugar no pierda su estatus como Patrimonio de la Humanidad.Siemens propuso para la Isla Isabela la intermitencia de la energía solar con otra fuente de combustible renovable: el aceite de piñón. Capacidad máxima será de 1.8 MW. Así es como se configura el futuro para zonas aisladas y muy delicadas, con el impulso de las nuevas tecnologías y la digitalización. Cada geografía tendrá que encontrar su mejor solución sustentable y Siemens trabaja para dejar de lado los suministros de equipos.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)