«Siempre es dinero en estas negociaciones»: CEO de Hudbay sobre comunidad Chilloroya

Peter Kukielski es el CEO interino de Hudbay, que opera la mina Constancia (Cusco) y el 9 de agosto pasado, cuando Greg Barnes, de TD Securities, le preguntó sobre los avances en la negociación con la comunidad de Chilloroya para sacar adelante el proyecto Pampacancha, y si vislumbraba el final de estas (“Creo que todos quieren ver algún tipo de cierre”, dijo refieriéndose como a “todos”, a los inversionistas, aparentemente”), Kukieslki respondió que están avanzando con los acuerdos y que esperan también el inicio del proceso de consulta previa del Gobierno peruano.

La consulta previa “típicamente toma entre tres y seis meses”, dijo el CEO interino. “Y luego, una vez que el proceso haya concluido, podemos comenzar a ejecutar parte del trabajo previo al desarrollo” del proyecto Pampacancha. Y añadió: “Obviamente, no podemos prometerle una línea de tiempo, pero creemos que las cosas van bastante bien, según lo planeado en este momento y anticipamos entrar en discusiones con la comunidad en Pampacancha en breve”.

La conversación, parte de la información de Hudbay sobre sus resultados del segundo trimestre, se hace más directa cuando pregunta el representante del banco de inversión de Canadá si existía algún asunto en específico vinculado al acceso a Pampacancha y la comunidad con el cual tenga esta “algún problema” o “¿es simplemente dinero?”. La primera respuesta de Kukieslki es de prudencia: “No que yo sepa”. 

¿Entiendo que no requieren muchas renovaciones o reasentamientos?”, volvió a preguntar Greg Barnes, de TD Securities. “No”, respondió inmediatamente Kukieslki. “Entonces ¿estamos hablando básicamente de dinero?”, insistió el primero. “Por lo común, siempre es dinero en estas negociaciones”, respondió el CEO interino de la minera Hudbay.

La canadiense Hudbay Minerals, en enero de 2018, comunicó a los mercados un optimista estimado de inicio de producción del proyecto Pampacancha, determinado para finales de aquel. Esto no ha sucedido como lo habían planeado. El proyecto Pampacancha se posterga hasta el 2020 por las demoras en las negociaciones con una comunidad Chilloroya, adyacente al yacimiento, en el Cusco, y por tanto la empresa seguirá minando más material del tajo Constancia. “Esperamos añadir valor a Constancia poniendo el depósito Pampacancha en producción”, dijo Alan Hair, su anterior CEO, al cierre del primer trimestre de 2019, “que mejorará el perfil de alto grado”. A continuación, esclareció que Hudbay está complacido “con el progreso de sus recientes negociaciones con la comunidad local de Chilloroya” para adquirir los derechos de superficie de Pampacancha.

Reveló el exejecutivo de la minera canadiense que durante abril pasado Chilloryora “fue añadida a la lista de comunidades designadas como indígenas por el Ministerio de Cultura” y por tanto debe realizar el proceso de consulta previa antes de emprender el proyecto. Hudbay calcula que este trámite, junto con la consulta entre el Gobierno y la comunidad, tomará entre tres y seis meses “luego de alcanzar un acuerdo con Chillarajoto”. Debido a estos acontecimientos, proyectó la minera que “la producción de mineral de Pampacancha no comenzará antes de 2020”. Hudbay además evalúa el potencial minero de activos “adquiridos el año pasado” como Maria Reyna, Caballito y Kusiorcco.

 Constancia es una mina de cobre situada en territorio peruano, de propiedad absoluta de Hudbay, obtenida a través de la adquisición de Norsemont en el año 2011. Se sitúa en la provincia de Chumbivilcas, al sur del Perú, y está conformada por los yacimientos de Constancia y Pampacancha. En 2011, Hudbay adquirió Norsemont Mining Inc. y su proyecto de pórfidos de cobre de Constancia. La producción comenzó como se esperaba en el cuarto trimestre de 2014 y alcanzó producción comercial el 30 de abril de 2015.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)