Sony da la sorpresa y presenta su primer coche eléctrico, el Sony Vision-S

Durante la feria “Consumer Electronic Show (CES) 2020”, realizada en Las Vegas, se esperaba la presentación del coche autónomo con sensor LIDAR, de Bosch, o conocer el Jeep Wrangler 4xe híbrido enchufable, pero fue Sony la que acaparó gran parte del foco mediático, y no solo por sus nuevos televisores o por confirmar el logo de la PS5, sino por revelar su primer coche eléctrico Sony Vision-S.

Se trata de un sedán 100% eléctrico que, si bien es cierto que por el momento se trata de un mero concept, abre la posibilidad de la irrupción de la icónica marca tecnológica japonesa en el sector de la automoción, según señaló la web Motorpasión.

Sony ha extrapolado algunos de sus últimas tecnologías de imagen y sonido, así como su software con inteligencia artificial o la integración con la nube de Sony, con el fin de «actualizar y evolucionar continuamente sus funciones”. No obstante, el desarrollo del coche es fruto de la colaboración con un compendio de marcas.

De esta forma, la propia Sony se ha encargado de, por ejemplo, aportar el sonido 360 Reality Audio con altavoces integrados en cada asiento a fin de «ofrecer una experiencia de audio profunda e inmersiva». Asimismo, el habitáculo cuenta con hasta 33 sensores diferentes, entre los que se incluyen CMOS y ToF para monitorizar tanto el exterior como el interior del vehículo y proporcionar un soporte de conducción altamente avanzado.

En este sentido, Sony desveló además su nuevo LIDAR, que sería una pieza clave de cara a la futura conducción robotizada en el hipotético caso de que el coche llegase a producción y lo hiciese con estas características.

Por su parte, Magna aportó la plataforma sobre la que se monta el Sony Vision-S, mientras Bosch o Blackberry han surtido a la tecnológica de componentes para el automóvil, al mismo tiempo que otras entidades como Continental, Nvidia, GNX, Here Maps o Qualcomm también han colaborado con Sony para su primer prototipo.

Un aspecto reseñable del interior del vehículo es la gigantesca pantalla panorámica en la que se puede disfrutar de contenido rico y diverso a través de una interfaz de usuario intuitiva.

El Sony Vision-S dispone además de sendas pantallas ubicadas en la parte trasera de los dos reposacabezas de los asientos delanteros para el disfrute de los ocupantes de las plazas posteriores, y una tercera al final de la consola central. Los botones físicos desaparecen prácticamente por completo en todo el coche.

En cuanto a las prestaciones, el prototipo anticipa un tren de propulsión basado en dos motores eléctricos de 200 kWh que permiten al Sony Vision-S alcanzar los 100 km/h desde parado en apenas 4,8 segundos, mientras que su velocidad queda limitada a un máximo de 240 km/h.

 

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)