Southern asegura que no tocará ni una gota del río Tambo para proyecto Tía María: Raúl Jacob

Southern Copper ha reiterado que el proyecto Tía María, de US$1,400 millones, no tendrá impacto alguno en el valle de Tambo, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa porque la empresa “nunca tomará o devolverá agua al río Tambo”, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región de Arequipa. “No vamos a estar en el valle, no vamos a usar agua del río tampoco ni devolver nada allí, no vamos a perjudicar la actividad agricultura sino al contrario”, mencionó su vicepresidente de Finanzas Raúl Jacob.

El ejecutivo, que asistió al Minpro 2019, organizado por el Grupo Digamma, presentó ejemplos de operaciones mineras en el mundo cercanas a urbes, una de ellas Cerro Verde, a un kilómetro de la carretera “en algún punto”, para desmitificar una creencia muy extendida: que la cercanía de uno de los tajos del proyecto Tía María es peligroso para los pobladores del valle de Tambo.

Planta desalinizadora de Tía María producirá 20,000 m3 /día de agua desalada

“Se cree que las operaciones van a afectar el valle de Tambo; nosotros estamos tranquilos porque esto no será así”, dijo el ejecutivo. El tajo La Tapada, el componente de Tía María más cercano al valle, aproximadamente a 3 km, y Tía María, el segundo tajo, a siete kilómetros, estan los suficientemente lejos del río. “No tiene base el pensar que la distancia será un problema para el valle de Tambo”, afirmó. No obstante la distancia, Raúl Jacob aseveró que la empresa “tomará más medidas” para “evitar cualquier tipo de contaminación”.

En cuanto al polvo y la voladura, manifestó que el proyecto goza de una ventaja natural: los vientos van del valle hacia el desierto y no al revés. Tampoco han encontrado “pases de agua ni del desierto al valle ni del valle al desierto”. “No habrá ningún problema desde el puto de vista ambiental con el proyecto”, aseguró el vocero de la minera Southern, con otras operaciones en Perú y México, y con una producción de concentrados de cobre cercana al millón de toneladas anuales.

El proyecto minero Tía María generará más de S/ 5,460 millones por canon y regalías en 20 años para Arequipa e impactará en el PBI nacional con un crecimiento de 0.4%. Así lo aseguró Raúl Jacob hace unos días, precisando que con dicho monto podrían ejecutarse diversos proyectos destinados a atender las necesidades básicas de la población.

«Tía María está a la cabeza del nuevo crecimiento de Southern Copper en Perú»: Raúl Jacob

Sostuvo que con dichos recursos podrían construirse 7 hospitales y 17 centros de salud (S/ 1,100 millones), 183 colegios (S/ 1,100 millones), instalar un sistema integrado de saneamiento y más de 220 kilómetros de redes de distribución (S/1,000 millones), 300 kilómetros de vías construidas y asfaltadas (S/ 1,100 millones) y más de 4 millones de metros cuadrados de canales de conducción de riego (S/ 1,100 millones).

El proyecto de cobre Tía María, de aprobarse su licencia de construcción, contará con una planta desalinizadora de agua de mar que se instalará al norte del poblado de Mejía, en el sector de playa de la provincia de Islay, en Arequipa. Esta sería una planta desalinizadora por ósmosis inversa y tomará el agua directamente del mar.

La minera Southern Copper ha ligado su futuro al desarrollo de proyectos de México y Perú. Solo para proyectos en el Perú, y según declaraciones de Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas de la minera, a UBS, Barclays, Morgan Stanley, HSBC y Bradesco BBI, Southern tiene actualmente un presupuesto de US$2,800 millones de los cuales US$1,600 millones “ya han sido invertidos”.

Pero el monto es aún mayor. El ejecutivo resumió que Southern, considerando la inversión de Michiquillay (US$2,500 millones) y Los Chancas (US$2,800 millones), “nuestro programa total de inversión en Perú se incrementa hasta los US$8,100 millones”. A este cálculo se suma la reciente ampliación de Toquepala y la posibilidad de la luz verde para Tía María.

Con respecto a Tía María, Raúl Jacob aseguró meses antes que para la empresa el próximo proyecto en salir es Tía María. “Está listo para salir, desde nuestro punto de vista”, dijo, “pero entendemos las preocupaciones que el Gobierno podría tener”. Sobre los otros proyectos, el representante de Southern dijo que serán presentados al directorio cuando hayan madurado o “cuenten con su Estudio de Impacto Ambiental y de factibilidad”.

Tía María es actualmente el proyecto más importante dentro de la cartera de proyectos pendientes de autorización de construcción del presente año. El mismo representa una inversión de US$ 1,400 millones (41% del valor de los nuevos proyectos mineros a ejecutarse en 2019).

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)