Southern: El Gobierno está en la obligación legal de otorgar la licencia de construcción a Tía María

Southern: El Gobierno está en la obligación legal de otorgar la licencia de construcción a Tía María

El tiempo juega en contra del proyecto Tía María, a la que solo le queda un mes para recibir la licencia de construcción por parte del Gobierno. Claro, si es que finalmente decide otorgarla.

En un intento por acelerar el inicio del proyecto minero, se han manifestado tan escuétamente a su favor el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, y el presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, quienes consideran que Tía María reúne todas las condiciones operativas y ambientales para recibir el visto bueno de las autoridades.

Pero, contrariamente a la posición de ambos funcionarios, los habitantes del valle de Tambo, aunados por el gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres, han enfilado sus energías para rechazar la millonaria apuesta minera.

Considerando este álgido escenario, el actual director ejecutivo de Southern Copper Corporation, Óscar González Rocha, habló fuerte y claro para enfatizar, en una reciente conversación con BNamericas, que el «Gobierno (…) tiene la obligación legal de otorgarnos la licencia de construcción (para Tía María)».

Dentro de las buenas perspectivas de la compañía minera está que la licencia les sea concedida antes de agosto, mes en el que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) perderá su vigencia. Un escenario contraproducente a sus intereses les significaría comenzar los permisos «desde cero», retrasando el proyecto por «otros dos años», es decir, hasta el 2021.

Esa eventual denegatoria de la autorización de construcción, los llevaría a analizar otras alternativas que se pueden usar bajo la ley, las que podrían evitar que el EIA caduque.

«Tenemos dos posibilidades: una es seguir insistiendo … y otra sería hacer una solicitud legal al Gobierno porque tiene la obligación legal de otorgarnos la licencia de construcción. Podemos evaluar esas posibilidades: una solicitud legal o presión legal», adelantó González Rocha a BNamericas.

El experimentado hombre de minas sabe de la importancia que implica el futuro desarrollo de Tía María, un yacimiento de clase mundial que representa una inmejorable oportunidad de inversión de US$ 1,400 millones y una producción de 120 mil toneladas de cobre fino por año, lo que le vendría bien económicamente al Perú, pues sus exportaciones dependen en un 60% de la minería.

Incluso, se estima que el proyecto de cobre impactará en el PBI nacional con un crecimiento del 0.4% y generará más de S/ 5,460 millones por canon y regalías en 20 años para Arequipa, monto con el que se podrían ejecutar un sinfín de iniciativas para atender las necesidades básicas de la población, según lo previsto por Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas y CFO de Southern Copper.

Mientras tanto, al interior del Gobierno se baraja la posibilidad de favorecer a Southern Copper con la licencia de construcción para Tía María antes de agosto, aunque esto no significará el inicio inmediato de las obras, pues primero la empresa minera deberá ganarse la «licencia social» del valle de Tambo y otras comunidades que temen una posible afectación a sus cultivos y fuentes de agua.