Southern desembolsará unos US$30 millones en ramal ferroviario de 32km para proyecto Tía María

Southern Copper, para el proyecto de cobre Tía María, construirá un nuevo ramal ferroviario de 32 km de largo desde la Estación de Guerreros (altura del km 30 del FFCC Matarani-Mollendo) hasta la zona de Pampa Cachendo, donde se ubicarán las principales instalaciones de la planta de procesamiento del proyecto de Tía María, una vez haya constituido sólidos espacios de diálogo con la población de la provincia de Islay, en la región Arequipa. Unos US$30 millones aproximadamente desembolsará la minera de Grupo México en esta obra para transportar componentes necesarios para la futura unidad minera.

El ferrocarril es esencial para la operación. El ácido sulfúrico que se utilizará en el proceso de lixiviación vendrá desde Ilo, y se transportará por vía marítima al puerto de Matarani (que está en el lado opuesto al Valle de Tambo). De allí, por vía de ferrocarril, el que se construirá para el proyecto, se transportará a la zona de lixiviación, sin atravesar zona agrícola o población alguna. El ferrocarril también se emplearía para el traslado de los cátodos de cobre de la planta en Tía María hasta el puerto de Matarani.

El proyecto minero Tía María no se ubica en el valle de Tambo. La Tapada, el yacimiento minero más cercano al valle está aproximadamente a 2.5 kilómetros. En el caso de Cocachacra el proyecto se ubica a 7 kilómetros de distancia. Las instalaciones de Tía María se desarrollarán fuera del valle de Tambo, en un desierto y en altitudes con relación al valle, de entre 200 m y 900 m. Este año la empresa tiene un capex de US$300 millones para el proyecto en la provincia de Islay, región Arequipa.

Tía María tiene previsto la generación de 9,000 puestos de trabajo durante la etapa de construcción tanto directos como indirectos y cerca de 4,800 puestos durante la producción por 20 años que es la vida útil de la mina.  Tía María es un proyecto minero que procesará óxidos de cobre de los yacimientos La Tapada y Tía María. Obtuvo oficialmente el permiso para ser construido mas la empresa Southern ha aseverado que solo iniciará las obras cuando el espacio de diálogo entre la empresa y la población adyacente al emprendimiento sea más sólido.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)