Única fabricante peruana de equipos para minería subterránea celebra 30 años

Única fabricante peruana de equipos para minería subterránea celebra 30 años

Resemin cumple 30 años como la única compañía peruana que diseña, fabrica y exporta maquinaria especializada en minería subterránea a los principales mercados mineros a nivel global.  Siendo además una marca que apuesta por la innovación tecnológica en nuestro país.

A lo largo de su historia, la compañía de capitales nacionales se ha caracterizado por sus importantes aportes al desarrollo de industria minera a nivel mundial. Con una sólida apuesta por la innovación y desarrollo de nuevas tecnologías ha logrado consolidarse como la tercera marca más importante en el sector de la minería subterránea a nivel mundial.

“Desde nuestros inicios nos caracterizamos por la perseverancia en la búsqueda de soluciones para atender las necesidades de nuestros clientes en el nicho de la minería subterránea. Lo cual nos ha permitido crecer a un ritmo sostenido y estar presentes en grandes proyectos mineros en más de 20 países”, resaltó James Valenzuela, CEO y fundador de Resemin.

Resemin alista novedades para los próximos meses, con el objetivo de consolidar su presencia global, incrementar su producción; y seguir siendo el referente en cuanto a innovación.  Entre ellos se encuentra la inversión de más de US$10 millones en áreas de fabricación y ensamble. Así como la próxima apertura de una planta de más de 15,000 m2 en Chosica.

Cabe destacar que la marca cuenta con un portafolio de 31 modelos de equipos fabricados con ingeniería peruana. Destacan el “Muki”, el perforador más pequeños del mundo. El primer ejemplar de esta línea fue lanzado en el 2015 y fue considerado como el acierto más importante de la compañía. Gracias a esta innovación, Resemin logró posicionarse como el líder indiscutible en minería de vetas angostas.

Este año, sus principales directivos anunciaron el lanzamiento del primer jumbo de batería eléctrica, un equipo eco-amigable, que trabajará con la misma potencia que un equipo tradicional sin emitir gases de efecto invernadero.