Valle de Tambo ya se moviliza contra Tía María, proyecto que obtendría licencia este mes

Valle de Tambo ya se moviliza contra Tía María, proyecto que obtendría licencia este mes

Desde tempranas horas de hoy, los agricultores del valle de Tambo se concentraron en el cruce Santa María, del distrito Cocachacra, para protestar contra el proyecto minero Tía María, de la empresa Southern Copper.

La movilización, convocada por la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), durará 24 horas y se realiza como rechazo a la posible contaminación en el valle que generaría Tía María una vez que inicie operación.

Por su parte, Southern ha enfatizado que el proyecto de cobre se encuentra a 2.5 kilómetros del valle de Tambo, por lo que afirmó no habrá riesgos de contaminación al ecosistema ni a la salud de los habitantes de las áreas de influencia.

Tía María podría recibir la licencia de construcción antes de que culmine la vigencia de su actual Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en agosto. Precisamente, el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, adelantó la revelación hace pocos días.

«El Estado le va a otorgar la licencia (a Tía María). Creo que en el transcurso de la próxima semana… sé que se está reuniendo la empresa (Southern) con el ministerio (de Energía y Minas)», dijo Oliva en una entrevista con Gestión el pasado sábado 15 de junio.

Desde el lado de la FDTA, el secretario José Luis Chapa Díaz reclamó que el primer punto de la huelga es el «No a Tía María».

«Estamos pidiendo la cancelación del proyecto minero. Habrá diferentes piquetes en varias provincias. Ahora nos vamos a unir, el gobierno tendrá una resistencia más sólida”, exclamó Chapa Díaz.

En el 2015, los agricultores y autoridades del Valle de Tambo lideraron una protesta contra Southern y Tía María, pues temían la contaminación de sus fuentes de agua. El conflicto motivó el inicio de varios procesos penales contra sus dirigentes. 

Precisamente, este 16 de julio la Corte de Arequipa realizará un juicio oral a 15 dirigentes acusados de asociación ilícita para delinquir, disturbios y extorsión en agravio del Estado y de la minera Southern. 

La tesis del Ministerio Público es que ellos integraron una organización criminal que usó de fachada la defensa del medio ambiente para obtener ventajas económicas de ambos afectados, informó Ojo Público.