Y después de Tía María, inicia ahora un paro contra el proyecto Quellaveco, de Anglo American

Luego de la suspensión del proyecto Tía María, de Southern, producto de las protestas en contra de este plan minero de US$1,400 millones en Arequipa, surge otro inconveniente para el Ejecutivo en Moquegua. El gobernador regional de esta región, Zenón Cuevas,  –en diálogo con Gestión.pe- anuncia el inicio de un paro indefinido en contra de la construcción del proyecto cuprífero. La medida de fuerza empieza hoy.

Afirma el funcionario que la razón es porque la minera Anglo American, con sede en Londres, ha incumplido con los acuerdos pactados con la población en la mesa de diálogo celebrada hace siete años, la misma que tiene 26 puntos. Señala la autoridad regional que  la mina se comprometió a contratar 80% de mano de obra no calificada de la región, pero básicamente –denuncia el gobernador, según el diario Gestión, desde donde extraemos la noticia- se estaría contratando a extranjeros y solo una pequeña porción de trabajadores moqueguanos. “El 60% de los trabajadores son foráneos; mientras que el 40% restante son de Moquegua”, reclama.

En el 2012 como parte de los compromisos, la mina acordó otorgar S/ 1,000 millones al fondo de inversión social y del total, S/ 300 millones serían destinados durante la etapa de construcción y el resto en la etapa de explotación. “Requerimos de un instituto para la formación de los técnicos para actividades de agro e incluso para la minería, pero ha sido un largo proceso para que parte del fondo se destine S/ 25 millones”, apunta Cuevas.

Refiere también que se ha contaminado el río Moquegua como resultado del inicio de la construcción de la mina de cobre. “Los indicadores respecto a los Límites Máximos Permisibles (LMP) que establece la calidad del agua han sido superados, y eso sí es preocupante”, asevera. “Definitivamente el agua (del río Moquegua) ya tenían arsénico y boro, pero los niveles se han elevado”, argumenta. La autoridad dijo que la protesta también es un respaldo a las medidas de fuerzas contra Southern Copper y Aruntani.

Anglo American señala que, en el caso de mano de obra no calificada, el promedio de moqueguanos ha estado en 95%, siendo el compromiso de 80%, y respecto a la mano de obra calificada, ha estado por encima del 30%, aunque en este punto, se conoció que no hay un compromiso establecido.

Sobre la contaminación por obras, señala una fuente de Anglo American a Gestión que “no hay prácticas de echar al río ni a ninguna quebrada, ni siquiera acumulación en laderas del río”. Y añade: “En lo que va del año hemos tenido numerosas visitas de inspección de OEFA, ANA, Osinergmin, entre otras instancias regionales y en ninguna ha emitido una sanción. Es más, a raíz de las primeras especulaciones al respecto, OEFA realizó inspecciones inopinadas y estableció que no había incumplimiento de ningún tipo, incluso emitieron comunicados públicos”.

Quellaveco es un proyecto de cobre de US$5,300 millones de inversión, asentado en la región de Moquegua, desarrollado por Anglo American y Mitsubishi. Comenzó su construcción en julio de 2018 y espera entrar en producción comercial en 2022.

Autor: Jean Pierre Fernandez (jpfernandez@prensagrupo.com)